domingo, 30 de noviembre de 2008

UN SALÓN... ¿SOCIAL?

Con la llegada del intenso frío, y las pocas horas de luz, si se quiere jugar estos días en Gorráiz hay que armarse de valor, equipamiento y paciencia para esperar el momento adecuado del día para salir al campo.

Eso hemos hecho hoy Joker Juan, Iñaki Beisbolero y yo... y, la verdad, es que la jugada nos ha salido bien, porque la lluvía ha aguantado, y hasta el final del día no ha hecho frío de verdad. Además, el match ha estado muy bien, con un Joker remontando después de seis primeros hoyos sin coger un punto, y obligándome a hacer un boggie en el 18 para ganarle... Iñaki ya se nos había ido... pero hemos jugado golpes, y hoyos, verdaderamente buenos los tres para las condiciones que había, yo sigo por debajo de 90, jejeje... y hemos disfrutado de todo el campo para nosotros, algo que es un verdadero lujo.

Lástima que el 'desangelamiento' que nos beneficia en el campo luego se nos vuelva en contra en la Casa Club. Porque después de la impagable ducha, y del reconfortante plato combinado, uno no puede disfrutar del Salón Social, hasta el punto de tener que levantarnos de ver la TV, como hoy, porque había una comunión... otros días, ni el acceso ha sido posible. Sábado, 18 horas marcaba el reloj, ecuador del fin de semana...

Independientemente de lo bullanguero que sea uno, de lo que te guste o no el escaso ambiente de golf y social que a veces se respira, de lo que ponga en los Estatutos o Normas del Club sobre el disfrute de los espacios por sus socios, de la comprensión que se pueda tener con la oportunidad de negocio que para el Bar suponen estos eventos... da igual: lo que debería hacerse es ALGO, plantear alternativas, soluciones, y tomar decisiones para que puedan convivir éstas, y otras necesidades. Porque la desidia, el desinterés, y la desazón que provocan este tipo de situaciones no pueden llevar más que a problemas mayores. Y si no, al tiempo.

1 comentario:

Hammer dijo...

Totalmente de acuerdo David. Esta claro que el club busca recursos para ser lo mas rentable posible, pero lo que también está claro es que la vía no debe ser perjudicar al socio, que para algo pagamos religiosamente nuestra cuota mensula. ¿De que nos sirve ser socios de un club si luego no podemos utilizar sus instalaciones? Como dices, a la larga traerá problemas, veremos...