lunes, 25 de abril de 2016

Una guía de uso y visual para la Expobelindo

Este debería ser el post más breve escrito nunca en este blog.

No voy a tener mejor oportunidad de aplicarme el cuento de 'artista visual'... si, ese universo donde se supone que la obra habla por si misma y todos esos rollos macabeos con los que algunos y algunas se escaquean en la que, para mi, es además de una obligación, un placer: poder explicar lo que he pretendido plasmar. Luego como si te lo queman, el cuadro y la explicación... pero por tu parte ha quedado claro, no?

Explicación, obra a obra.


Así que ese es el objetivo fundamental de este post, enlazaros a este álbum que he subido al Facebook a modo de guía-app-aparatejo para que lo tengas como libreto y guía visual si algún día antes de que finalice mayo se te ocurre pasar por las oficinas de Golfspain a echar un look.

Y si no puedes o no lo vas a hacer, pues así también tienes aquí toda la información de cada una de las obras que componen este 'i love golf'.

Ahora si que dejo ya que el #paintinbelindo hable por si mismo, espero que os guste.

Buena semana gentes del golf.

lunes, 18 de abril de 2016

La expobelindo en Golfspain

Que se me amontonan las cosas y a ratos no me da el tiempo ni la vida para atender ciertas cosas, como el blog, todo lo 'fino' que me gustaría. Sorry. Si. No me da. Lo habréis deducido quienes me siguen en la red.

El viernes pasado, con todo el team de Golfspain.

Voy a intentar dar cuenta en este post de la instalación y inauguración de la Exposición 'I love Golf' que estuve realizando durante toda la semana pasada en las oficinas de Golfspain, como colofón a la acción previa que habíamos realizado durante la semana anterior en la Madrid Golf Experience, pintando en su stand y sorteando el #paintinbelindo allí, como pudisteis ver en el report de fotos del Face que subí.

Veníamos de fiesta.

Para continuar con la fiesta, la semana pasada fue tal el trajín padre para finalizar cuadros, transportar y montar obra a Madrid, que el post de valoración sobre la MGE16 se me quedó en el borrador y con el Open de España recién ganado por ese chavalote súper beef llamado Johnston, pues como que la realidad y su trepidante ritmo nos devora y, si has perdido el paso, pues mejor coge el siguiente, que no tiene mucho sentido recuperar el de atrás.

Y como al final, lo que mejor refleja la intensidad de todo lo vivido esta pasada semana en Madrid es el álbum de fotos del Facebook, os lo enlazo aquí y, resumidamente, os cuento de qué va la #expobelindoGS en Golfspain.

Está todo ok?

Básicamente, de lo que se trata es de realizar una acción conjunta que nos sirva, a ambos, para rozarnos un poco y querernos aún más si cabe. Golfspain se relaciona con el arte y cede sus fantásticas oficinas en la calle Serrano (esa llamada Milla de Oro, número 20, al lado de Versace, que está en el 18) para que la Belinda decore aquello con gracia y gusto, y con sus obras de arte relacionadas con el golf.

Cuadros con style.

Ha sido agotador, porque la obra (que la subiré estos días en un álbum), es al final lo menos que me cuesta hacer: pintar es dar rienda suelta al trazo y la imaginación sobre algo blanco, vacío, limpio para crear... todo lo demás es bricolaje. Y el de la semana pasada, en un viaje express y con toda la logística necesaria para transportar encima 14 lienzos, fue bricomanía en estado puro. Menos mal que a uno no hay quién lo pare, y menos cuatro escarpias y tres paredes vacías.

Días de cinta y martillo.

La verdad es que la instalación ha quedado más que digna y, espero, a la altura de las circunstancias. Falta algún detalle que iremos completando a lo largo de las próximas semanas, porque, como todo, hay que darle su toque de sorpresa e innovación, y a expensas de que vaya anunciándolo, el reto es claro: ¿cómo conseguir que una expo física, off line y de lienzos sea más dinámica e interactiva que un servidor web?

Aún no lo tengo claro, pero algo haremos, y lo iréis viendo. Las oficinas de Golfspain y el deseo de que os paséis también por allí a conocer al líder en golf, tecnología y viajes de este país seguro que nos ayudan. Además de arte, podéis ver un poco más de cerca de los entresijos de una empresa 'pure' golf.

Ahora hay que ir resolviendo otros asuntos paralelos y relacionados con la expo. Será la vida del pintor que llevo últimamente, pero me está resultando más necesario el caddie que en el golf course, te lo garantizo. Y más si andas montando exposiciones y 'en la cresta de la ola'... como siempre, ni de fly es oro lo que reluce. Mucho esfuerzo y abnegación, en todo caso.

Disposición de la entrada.

Más bien diría que, en el fondo, esto de ser artista tiene lo mismo de romántico, cool, creativo o talentoso que ser un buen fontanero o chapista industrial. Y en plan autónomo y autoempleado, majo, ni te cuento... pintor artístico por cuenta ajena, te lo imaginas? jajaj! ni con el rey Sol, vamos.

Pero como #estoesasi (como las lentejas, o las coges o las dejas), pues no queda otra que intentar creérselo y darle caña al asunto. En eso estamos, y os lo voy contando.

Libro de visitas.

Os espero por la expobelindo, tenéis toda la info aquí y a lo largo de los próximos días iré ampliando info de todo tipo de detalles. Muchas gracias a todo el equipo de Golfspain, especialmente a Caty, comisaria de la expo junto a Belén, por todo el apoyo. 




Buena semana gentes del golf.

lunes, 4 de abril de 2016

Mis mejores pinturas

Se avecinan un par de semanitas en las que el protagonista va a ser el #ilovegolf. Bueno, hablo como si alguna vez lo hubiera dejado de ser. En realidad, siempre está ahí. Es la luz, el motor, es la razón de la existencia de este blog... es mi vida, con pinceles o sin ellos.

Bueno, que tampoco quería empezar el post en este tono melodramático. Pero es que cuando me pongo a hablar, escribir, pensar... el #paintinbelindo y su más que estrecha relación con el golf, la cosa no puede ser de otra manera. Los pelos como escarpias.

Lo que os venía a decir es que el menú para los próximos días versa sobre dos grandes eventos pictórico - golfísticos que van a tener a la Feria Madrid Golf, ahora llamada Madrid Golf Experience y que se celebra este finde, y a Golfspain, el mayor operador de viajes de golf, tecnología y turismo de España, como principales protagonistas... os garantizo que lo mío es circunstancial.

Probablemente, la comunicación que han preparado los chicos de Golfspain explique mejor que yo y mi verborrea qué vamos hacer el próximo sábado 9 y domingo 10 en la décima edición del mayor show business de la spanish golf industry del year.


Pero como podéis leer también, el asunto va encadenado, porque después de animar el finde con color y fantasía el stand de Golfspain, inauguraremos la semana próxima la primera expo temática, única y exclusiva, de golf de este país, que es la que vamos a hacer bajo el '#ilovegolf con Golfspain' a lo largo de abril y mayo en las oficinas de la calle Serrano 20.

Ya que lo acabo de escribir, encadenado es como me tienen los #paintibelindo (y todo lo que conlleva un show en directo y mes y medio de expo en funcionamiento) desde hace semanas, encerradico en el taller, con la neurona y el pincel echando humo, exhaustos día si, día también, e intentando estar a la altura de las circunstancias de lo que se avecina.

Nuevos estilos, mucho color.
Si estáis en la red lo estaréis viendo bajo el hastag #expobelindoGS y de los habituales #paintinbelindo y #ilovegolf.

Son días de mucho trabajo, concentración e intensidad, sobre todo en lo relacionado con el 'bricolaje' (todo lo que no sea ponerse ante un lienzo en blanco a pintar lo es y no os podéis imaginar la de titos que hay relacionados con una Expo... si quieres que salga bien, claro!). Espero que la puesta en escena sea correcta.

Tenemos 6 semanas, del 14 de abril al 30 de mayo, para hacer un montón de cosas relacionadas con ella, con el golf, los paints: enseñarlos, compartirlos, sortearlos, adquirirlos, disfrutarlos, hacer nuevos... todo un escaparate para que la figura del Belindo (y no sólo la del artista) salga a relucir.

A tope de creatividad estos días.

Desde aquí mil gracias son pocas las que les puedo dar a Ricardo Pascual y mi lovely Marifé, y por extensión a Caty y todo el team de Golfspain, por creer en el arte del Belindo, animarme y darme la oportunidad, que recordaré por vida, de que mi primera aparición artística en Madrid sea en ese sitio, en esas oficinas que con tanto cariño, tanto golf y tanto esfuerzo acumulado. Sólo el paso del tiempo será capaz de dimensionar el gesto y la apuesta.

Así que, una por una, hay mucho que pintar, que contar y que compartir a lo largo de estas dos próximas semanas, si es que no lo estamos haciendo ya. Al final, contar el cómo (e intentar disfrutarlo) es casi más importante que el qué. Son los nuevos tiempos. Y, a mi modo de ver, el que no lo vea así, tendrá problemas.

Lienzos, acuarelas, sketchs,... habrá de todo.

Como dicen Willy Colón y Héctor Lavoe en 'El día de mi suerte', el nivel de intensidad creativa en el que me tienen estos dos meses me lleva a que, a ratos grite 'cógeme que voy sin jockey' por Vesarte Pamplona, y en otros viajes me pilles llorando en una esquina por que ando sin caddie, ni representante, ni mecenas, ni más aliento que el vuestro, para afrontar con éxito una aventura, que si miramos en el más adentro, me tiene 'acoojonao'.

Es la vida del artista, que dicen por ahí...sólo espero que si trabajas por cuenta ajena, eres rentista, jubilado, multimillonario, padre, madre o tu zona de confort nunca te ha llevado a plantearte muchas cosas... lo entiendas. Porque no es fácil. Bien que lo canta el 'Jéctor' Lavoe en este tema de 'El Cantante'. Me está viniendo bien la música de los panas para sacar la #expobelindo... yo soy el pintor, y espero ofreceros mis mejores pinturas.


Os lo voy contando, primero la Madrid Golf Experience y luego la #expobelinda, buena semana gente del golf.

NOTA. Por cierto, difícil estar haciendo una #expobelindo y no acordarse de que estamos en la semana del Masters... grande el golf! ;)

miércoles, 16 de marzo de 2016

Lo que fue el #ilovegolf125

A ver si consigo escribir un post escueto, sincero, certero también, y que ponga el resumen y guinda final a mi visión, aportación, celebración, conmemoración y, en definitiva, cumpleaños del golf (ya sabéis, 'lo nuestro') en España por sus 125 años de andanzas por estos lares.

Por aquello de que soy un manazas y estoy tullido del dedo índice como para darle a la tecla con alegría; por aquello de que ya estuve en Madrid y conté largo y tendido el asunto bajo el #ilovegolf125 y los medios ya se han hecho eco también del evento; por aquello de que en estos tiempos, escribir de algo a semana pasada nos recuerda a la Hoja del Lunes... ah! y por aquello de que ya he hecho un #paintibelindo for free, también, con el dedo tullido... pues a ver si condenso lo esencial de todo lo que me llevó la semana pasada al acto en el que la RFEG y el RCG de Las Palmas celebraban la llegada del golf en 1891 a Bandama

Detallito conmemorativo del #ilovegolf125.

Las actos y ruedas de prensa en la RFEG tienen una cosa buena y otra mala: la buena, que ves a mogollón de gente conocida del golf y los medios especializados y eso, para un chico de provincias como yo, es una alegría. Lo pudisteis comprobar en los selfies y las good vibes. La mala es que puedes salir de allí metiéndote un bote entero de champú anticaspa que no te la vas a quitar en meses. Los que tenemos buena mata de pelo jugamos con ventaja.


Mesa presidencial del acto.

Lo del miércoles pasado no fue una excepción, ni siquiera por la presencia de los amigos canarios del RCGLP, que mira que por lo menos esa gente tiene otro colorcito y acento y vienen del paraíso terrenal. Ellos fueron los que organizaron el mini concursito de putt que acabé llevándome por méritos propios y fueron, en buena medida, los protas del evento. Realmente encantadores, especialmente Javier, su CEO, ellos llevan todo el año de celebración y espero que realicen un gran evento final el próximo mes.


Fuerte presencia de Infinit, sponsor del RCGLP.

Con lo que me he pateado yo la isla de Tenerife y su golf, y todavía no he pisado Gran Canaria... ahí están, los Ovidios, Nagys y muchos más, y mis ganas por ir a verlos someday. Pero bueno, como ya sabe AngelitoGRz, si no nací en un guachinche chicharrero, puedo morir en uno, así que todo aquello, y su clima y su golf, nos quedará más que cerca cuando vuelva a haber desembarco.

Muy agradecido a la gente del RCGLP.

Respecto a la RFEG es difícil entender que una celebración de tal magnitud se ventile con un vinito español (que en este caso fue un menú de esos que también comieron los muchos pros que se estaban jugando el pan para entrar en la previa del Open de España), un concursete de putt que lo gana el Belindo, una rueda de prensa más o menos animada y ese discurso conformista y complaciente ante una realidad que, 125 años después, fuera de esa casa que me ha salido tan mona en el #paintinbelindo de celebración, empieza a parecerse al Averno para los que quieren vivir de esto, el golf, en este país.

Torneo y master class de putt.

Es la única cuestión en la que todo todo el mundo está de acuerdo: en el golf español no hay dinero. Nadie lo tiene. Y todos y todas diréis... y, entonces, cómo funciona lo que funciona?

Sencillo.

Aquellos que así lo afirman, lo que nos están diciendo es que nadie se está forrando y que el diferencial no está en el win, si no ver quién pierde menos y conserva más en esta cuesta abajo y sin frenos en la que nos encontramos. Y en ese escenario, claro, triunfa quien hace menos esfuerzo por conseguir mantener mejor lo que tiene.

La auténtica definición del 'in progress', vamos.

Lo que a mi me resulta desolador, de una tristeza imposible de digerir, lo que es realmente diferenciador respecto a otros mundos, lo que tú y yo (que llevamos casi un lustro ya viendo penurias, escasez y crisis hasta debajo de las piedras) es que todos y todas hemos visto que no hay dinero en muchos sitios. Pero la gente se mira a los ojos, se hace un guiño, se remanga y, de manera cómplice y compartida, hace lo que sea para salir adelante. Le va algo en ello. Y se sale, con esfuerzo y con mucha dedicación, se sale.

La sensación que transmite la gente con la que hablas del spanish golf es la del 'sálvese quién pueda', puro Titanic, nadie sabe nada de nada, ni de nadie, ni de torneos, ni de proyectos, ni de campañas, ni de acreditaciones, ni, mucho menos de celebraciones. Hacer, mover, compartir, indagar, innovar... todo eso es para el swing y tu juego en el campo, majo.

Animado luch el que tuvimos.

Esto es el desierto, gente. Y es estar herido de muerte, además de tener la sensación de transitar, una veces, por un mundo de zombies y en otras, cuando la cosa se pone fea, de chacales.

El Belindo, es decir yo, que ha pintado en la calle y en congresos, en cubierto y a la intemperie, con frío y con calor, que aparece allí con todo su esfuerzo e ilusión... cómo se le pueden quitar las ganas de hacer un paint en la misma sala de prensa de la RFEG del ambientín y el rictus que había allí?? Alguien debería pensar en esos términos.

Y otros enfoques en la RFEG?
Esta claro que esta gente de la PGA yanqui, que se pegaría un siglo, década o año de fastos con todo tipo de eventos y participación del golf, de sus asociados, no entendería cómo no haces un evento donde estuvieran, al menos, los pros, las empresas, la marcas, algún sponsor, algún politiquillo también... una representación de 'lo nuestro', y en términos de fiesta y alegría. Nadie pide que hagáis la paralela del Orgullo Gay en Arroyo del Fresno, pero eso de ventilarse todo un 125 Adwards así, es triste.

Os lo tenéis que hacer mirar RFEG, no conectáis nada con quién os da de comer de forma importante y a quien os deberías deber, al menos, un poquito más que para tramitarle ese handicap y que además ya sabéis, no usa para nada... basta ya de jalear al CSD, a Mario Galiano (que es muy majo, pero por nombrar uno de la élite) y conectad, y ya, más con el federado y federada. Os conviene, de verás.

Esta realidad, este tufillo que subyace bajo el escudito del león, es lo que hace que el golf español tenga poco que celebrar. La frase no es mía, ni de ahora, y si de uno de esos muchos a los que la RFEG ni invita a este tipo de actos y, por supuesto, desprecia con su actitud y manera de ver y trabajar con, por y para el golf en este país: 'si te pongo un folio en blanco y te digo que me escribas, por decir uno, lo que ha hecho Jorge Sagardoy (actual gerente de la RFEG) por el golf español, te meto en problemas. No llenamos una cuarta'. Esto es amor.

Accesos a la RFEG.

Así está el patio entre los muchos que se parten la espina dorsal a diario por vivir del golf en España y que ven, y contemplan, como esto no lo cambian ni los Hombre de Negro de la Comisión Europea si viniesen a tomar cartas en el asunto.

Ante la llegada del Open a Valderrama (este año el brown passing ha ido a Sergio García y el European Tour) y la próxima celebración de la Madrid Golf Experience (para la que os tengo preparados grandes asuntos belindos que os contaré en breve), las sensations que me llegaron no fueron mucho mejores. Nadie sabe demasiado de si bien, mal o todo lo contrario, lo de siempre. En fin, vamos a ir viendo.

Presentación del Open el pasado lunes.

Como les digo a muchos... si la marmota la inventó el golf español, hombre! El día que llegue el Coletas (si, el señorito Pablo Iglesias ese) o alguno con iguales o más aviesas intenciones con 'lo nuestro', alguno echará en falta al Belindo, que para entonces ya estará surfeando o pintando monas en las Islas Marquesas, como Gauguin

Os dejo un albúm comentado de esos en el Face que dan tan buena idea de todo lo que estuve haciendo por Madrid esos días. Adoro esa city, vamos a hacer grandes cosas allí, que por allí nos necesitan.

Y vuelvo en breve, para la Madrid Golf Experience y una gran #expobelindo de la mano de Golfspain. Os lo cuento la semana próxima. Y me gustaría hacerlo como Piqué, por Periscope, pero mi pobre Ifón4 no me da más que disgustos el pobre... 

Por cierto y para finalizar... veo que no escribía desde que Crónica Golf dejó de publicar. A Óscar Díaz lo eché en falta el otro día. Es otro de esos malos imputs a los que me refería.

Buena semana gentes del golf.

lunes, 11 de enero de 2016

Gracias Crónica Golf, larga vida

Estaba yo tope perezoso en este inicio de año dispuesto a dedicarle este primer post del 2016 al espectacular plato combinado de dos filetes a 10 € que nos trincamos en el Campo de Logroño el otro día, cuando me encuentro con este artículo del amigo Óscar Oldgarcía en Crónica Golf que, cuando menos, me ha dejado un poco despistado.

Óscar, con Hugo de selfies en el ultimo Madrid Golf.

Bueno, miento. Despistado raso. Entre otras cosas porque, aunque dice mucho, tampoco lo dice todo, y menos de manera tajante, así que he leído la última línea he trincado el móvil y... así, es: he quedado como con la muerte de Bowie hoy, en estado de shock. El sheriff, el jefecito de Crónica Golf, my friend Oscar Díaz, decide, tras largas y concienzudas meditaciones de las que he sido muchas veces partícipe, parar la máquina y el mayor medio de comunicación de golf en España, Europa y Latinoamérica en internet deja de publicar desde hoy.

Si te gusta el golf, la información y la buena gente, espero que lo de asemejarlo al final de Bowie no te parezca una exageración, pero es que... la noticia del cierre de Crónica Golf, y más si conoces a las personas y los entresijos y los esfuerzos que cuestan las cosas, es de alcance en el mundo del golf, y no sólo nacional.



Y como siempre que hablo con Óscar, aunque me quede tranquilo (si hay alguien que sabe qué y cómo hacer las cosas en esta vida, creerme, es él y esta vez también ha sido así) no he podido más que transmitirle mi tristeza porque el proyecto se detenga en el punto de excelencia informativa al que había llegado, y sabiendo de los ingentes esfuerzos que estaba haciendo de un tiempo a esta parte, no sólo por mantenerlo en el día a día, si no también por darle alguna salida de futuro, con otra dinámica, grupo editorial o inversores adecuados.

A Óscar siempre le he sido claro, como haces con las personas con las que compartes no sólo grandes momentos y proyectos (cuéntamelo a mi con Coslaert en Medinah en la #ryderbelindo), si no que peleas por muchas cosas comunes en esto del periodismo, la comunicación y el golf, y quieres de verdad, como a un hermano: 'Óscar, amigo, todo lo que te acredita como hombre de bien, de conocimiento y de contenido en la parte de 'Saber y Ganar', te dilapida como un tiburón comercial... das mucho más de lo que recibes (especialmente al golf español), no pones en valor real de mercado el excelso producto que has ido construyendo con esfuerzo y buen hacer, y no hacen más que camelarte, deberías tener a alguien cerca en la parte de marketing y venta'. Dudo mucho que yo hubiese hecho algo con fundamento con este tipo de discursos, pero el final de esta historia viene a darme, en cierta manera, la razón. Hay que vender, cojones. Y con perdón.

Hay otros que siempre lo aguantan todo.

Independientemente de las habilidades de uno y otro para hacer business dignos en esta estepa llamada 'spanish golf', de donde el mismísimo Dersu Uzala saldría por patas, lo que está claro es que esto, lo del cierre y la decadencia, es un rollo que no sólo va de que las licencias sigan y sigan bajando como este pasado 2015, si no de que hay gente con mucho power que tiene poca visión sobre lo que es cuidar, mimar y fomentar un ecosistema que le conviene tenerlo florido, y no como estercolero o, lo que es peor, mudo o muerto. Y es en el tema de la comunicación, y especialmente, en los medios, donde el tema está como para escribir y escribir hasta quedarse... mudo? Qué está pasando aquí?


El tema de los medios de golf está complicadito.

Tal que así se lo he dicho a Oldgarcia, una vez más: 'si esta misma tarde no te llaman Oscar Maqueda de Golf Digest, Guille Salmerón del Periodigolf, o el gerente de la RFEG, Jorge Sagardoy, como estoy haciendo yo, pero para comprarte Crónica Golf, pero no con la pasta de sus empresas ni con la de todos los spanish golfers, sino con su nómina de enero, es que no están entendiendo nada de nada de esta fiesta. Y así nos y les va, claro. Yo, lo siento, pero no tengo ni cash, Óscar ;)

Acordándome de la #ryderbelindo, ésto si que está como para hacer un crowdfunding rapidito y que al menos nos garantizásemos la permanencia de Crónica Golf semanalmente, o en otro formato. Afortunadamente, y como bien indicaba Óscar en su post, él profesionalmente siempre ha sabido cómo salir adelante, y esta vez no será distinto. Eres un crack y, afortunadamente, no te vas del todo, Loco del Golf.

Tiempos difíciles para el spanish golf.

Es triste ver cómo los y las golfistas españoles nos movemos en un ámbito de retroceso permanente y donde los que tendrían que velar porque la gente que vale hiciese lo que sabe hacer (y que además ya lo ha demostrado, y con creces), no hacen más que cavar tumbas y poner zancadillas. En realidad, el caso de Crónica Golf no es el último, ni lo será. Era con lo que me despedí en el 2015, acordarse, Chiflis y compañía.

Dado que el último post de Crónica Golf tenía ese toque críptico que  también deja una puerta abierta a la esperanza, y a sabiendas de que siempre ha habido o hay alguien por ahí con un claro interés por el proyecto, sólo puedo decir que ánimo, que cuando un medio para la maquinaría todo se vuelve tremendamente difícil para no certificar su muerte y que si os hace falta a las partes, a ambas, alguien que os diga a las claras por qué esto no solamente es un disaster, si no que, además, debería haber una tercera vía, ese soy yo. Me llamáis, mucho trabajo, marca, producto, perspectivas e ilusión tiradas por la borda, chicos.

Y si el fin de Crónica Golf se consuma, sólo nos quedará agradecerles eternamente todo su empeño, buen hacer y querer que han demostrado por el golf a todos y todas las que por allí han pasado, y que bien conocemos, y a los que todos los días nos hemos alimentado, literalmente, con sus contenidos.

Un abrazo Óscar, y a todo el equipo, life for ever a Crónica Golf, y buena semana gentes del golf.

martes, 22 de diciembre de 2015

Último post de un 2015 horribilis

Voy a intentar reflejar en este último post del año, las agridulces sensaciones que me deja este 2015 en lo que a 'lo nuestro', el golf, se refiere. Lo agridulce es por ser lo más benévolo, descriptivo y educado posible, por cuanto que si soy sincero y hablo en castellano de la calle, éste que dejamos, con los mazapanes y las campanadas ya a la vuelta de la esquina, ha sido una auténtica puta mierda de year en lo que es mi contacto, disfrute, presencia y sentir para y con el golf. Un disaster total.


Simple y sencillo.

Os daré unos cuantos argumentos, no tanto por justificarme, que uno ya es mayorcito como para comérselas, como por aquello de verlos aquí escritos y saber qué cuestiones debería uno enfocar mejor para que este gap con el golf se acorte y, de paso, conseguir un buen feedback vuestro de todo esto que me ayude. A veces, muchas, a diario... pienso que lo necesito de verdad.

La tendencia de no más de un veintena de rondas al año iniciada en 2014 se ha mantenido, con todo lo que ello supone: el swing y las posibilidades de disfrutar en un campo de golf, al menos con tu juego, se desvanecen y tienes que hacer esfuerzos titánicos para que las partidas no acaben en dramáticas forradas. El disfrute del día de golf acaba siendo complicado.

Felicitación belinda de estas navidades.

El máximo exponente de esta situación la viví en el Campeonato Navarro de +35 donde me resultó realmente complicado mantener la compostura y darle sentido a mi existencia golfística siendo penúltimo con una tarjeta de 122 golpes. Sólo mi condición belinda hizo que no me pegase dos tiros aquel día. Mis compis de fly aún me hablan.

Me tengo que replantear unas cuantas cosas.

En lo laboral, vital, existencial... llega el final de un ciclo. Lo huelo como Nube Roja sabía de la llegada de los coyotes por las praderas del lejano oeste. No digo más.

Afortunadamente, no va a ser un proceso ni largo ni con demasiados traumas. Es lo que tiene vivir la vida con intensidad. Lo que funcione seguirá, lo que no, se cambiará. Y las líneas maestras de lo que 'es bien' y 'no es bien', todos las conocemos, esencialmente en el plano profesional. El año que dejo, aunque lejos del golf, ha sido un año muy intenso. El que entra lo será más, pero tendrá una clave por encima de todas: el #paintinbelindo. Al tiempo, lo iréis viendo. Sólo diré que llevo demasiado tiempo perdiendo el tiempo.

El paintbelindo es la apuesta.

Así que, en lo que al universo belindo respecta lo fundamental es volver a los campos, a los torneos de los circuitos amateurs, compartir experiencias, viajar y que el golf para malos vuelva a ser lo que articule mi existencia en este mundo de la pelotita y el agujero.

Todavía hay mucho que hacer, y mover, en el spanish golf (fíjate tú que se están meneando antes los políticos que el golf) y, no os olvidéis, viene año de Ryder, y la llamada de Hazeltine hace tiempo que llega todas las noches antes de cerrar los ojos. Una nueva #ryderbelindo planea en mis sueños, es algo que no gobierno yo, lo hace mi subconsciente.

Con la gente de Decathlon, en el CNG este año

Pero es que, de verdad: hay cosas que no tiene precio sentirlas, y ésas son las verdaderas ausencias, añoranazas y reminiscencias pasadas que quisieras que volviesen mañana mismo, y que aquí y ahora, como si fuese una cuña electoral de las que acabamos de escuchar estos días, te repito en modo de lamento: las de los callos en las manos de dar tantas bolas, las de los riñones doblados por la bolsa al hombro, la de un putt de siete metros que entra, la de contar las forradas a los colegas, la de hacerse selfies en los tees,... ay! ya paro, que se me cae la lagrimilla.

En todo caso, y será porque uno también es un moña redomado, ya veis que ahora que llegan estas fechas navideñas siempre se pone uno un poco más tontorrón de la cuenta y empieza a empatizar con el de aquí y el de allí, y te vas dando cuenta que lo tuyo, quizá, no es lo peor y que hay otros que te están dando ejemplo de lucha, constancia y entusiasmo en su lejanía y que son pistas, signals, mensajes que no debes dejar de apreciar y de los tienes mucho que aprender.

Os pondré dos ejemplos que seguro conocéis bien y que he tenido estos días en mente.

Uno, el Chiflis, Carlos García Hirschfeld. El sábado pasado, viendo su excepcional y más que necesario programa sobre Seguridad Vital en La 1, pensé: 'Míralo, qué majo, con diferencia, uno de los mejores comunicadores de 'lo nuestro'... y qué bien le está tratando el golf a éste también'.

Seguridad Vital, actual programa de Carlos.


El otro, Gon, si, Fernández Castaño, que en su blog daba cuenta estos días de un cierre de año golfístico nefasto, el peor de su carrera afirma. Es que es un jugador, que por su forma de ser y la apuesta que está haciendo en su carrera profesional, merece mi más absoluta devoción.

En ambos casos, me viene a la mente la misma reflexión (especialmente en el caso de Gonzalo, que, no sin razón, echaba unas cuantas pestes a los que toman, o mal toman, decisiones en el golf profesional): aquí no está pasando nada de lo que no sea culpa nuestra, chavales, y creo que sólo hay que recuperar el sitio y dejarse llevar en el carril... en nuestro carril. Porque cuando se tiene pasión, actitud, espíritu, eso que los anglosajones llaman 'charisma', el destino está escrito y todo llegará, si no pasa un verdadero 'chandrío' (como llamamos los navarros a las catástrofes sin reparo) en el camino. Al final, todo serán tachuelas, superadas además. Y así, uno será ganador de un Masters, el otro magnate de 'lo nuestro' en la tele y yo viajaré haciendo el belindo, jugando al golf, conociendo gente y evangelizando en 'lo nuestro' a quién pille, y contándolo claro, por todo el mundo, hasta el día que me muera.

Así que Gon, Chiflis, cualquiera que despida ese año que no ha querido tener... el 2016 nos espera. No lo dudéis. Good luck.

Buena semana y felices fiestas, gentes del golf.

lunes, 16 de noviembre de 2015

El President Invitational riojano

El pasado finde pude disfrutar de un precioso y completo día de golf asistiendo al VII Torneo Presidente que la Federación Riojana de Golf celebró en Sojuela y que supuso el cierre oficial de la temporada para nuestros vecinos, con entrega de trofeos y cenorrio (así, sin concesiones) que cumplimentamos, como viene siendo habitual, en las Bodegas Campo Viejo con una fantástica velada y entrega de trofeos que puso cierre a una jornada de diez.

Día espectacular, como el stance de Manolo. 

Así que, como os podéis imaginar, el día tuvo de todo, pero fue todo bueno, excelso para alguien que como yo llevaba sin hacer una ronda de 18 hoyos desde el pasado 6 de septiembre en Zuasti y que, os recuerdo, concluyó con una forrada de 122 shots.

Día precioso de verdad para jugar.

Pues eso, increíble el soleado día de otoño que salió (como suele ocurrir en estos casos, a petición del presi Juan Carlos, por supuesto), fantástica la compañía durante la partida con mi compi Manolo, con buen juego y alternancia de pifias (como dicta todo buen scramble), el recorrido de Sojuela dejándose jugar, mochila al hombro incluida y la salida a tiro en el 18... y muchos, un montón de amigos, los golfistas riojanos a los que este año he visto menos que nunca, disfrutando por el campo hasta que luego lo volvimos a darlo todo, todos y todas, en una majestuosa cena con un entrañable ambiente. Para no haber jugado desde hacía dos meses, que ni tan mal.

Cómo nos lo pasamos, partner.

Para los que pisamos poco Sojuela y oímos esas voces (bueno, gritos, alaridos más bien) de supervivencia que llegan desde allí fue una grata sorpresa el ver que el recorrido, pese a estar un poquillo descuidado en esa finura de roughs, calles y greenes que a todos nos gusta, pues está en buenas condiciones, y si el día sale agradable, pues lo que toca ya es lidiar con ese recorrido truquero que tiene y que te obliga a jugar recto, al sitio y sin ni una puñetera concesión por parte del campo.

Por Filazos tengo devoción, lo confieso.
Sin embargo, tuve la grandísima fortuna de coincidir y conocer (que los golfistas cuando compartimos 5 horas de goce vs. sufrimiento empatizamos lo nuestro) a un gran belindo como compañero, en espíritu y juego, como es Manolo Pino, árbitro nacional, un fino y encantador malagueño boquerón-boquerón, con el disfruté como un enano a base de una aplastante sucesión de pares que se vieron recompensados con un birdie final que enchufamos desde fuera de green en un rodadito que era nuestro último shot del día. Así acabamos, abrazados en el 17. Fue genial.

Menuda pareja de belindos, oye: con una media de drive de 156 metros, una alternancia en los aciertos y en las cagadas milimétricamente medido, todo en medio de una agradable conversación en el que nos contamos nuestras vidas, y mientras Javier y Alberto, la otra pareja, peleando tope concentrados por el birdie desde el principio (como que hicieron tres seguidos nada más empezar), para que, entre selfies, intercambio de presentes y anécdotas varias, acabásemos delante de ellos... qué finura, qué aproaches, qué medios hierritos, que hibritos, el juego más milindris never seen y qué 45 puntazos y 5º posición final nos sacamos, compi, por delante de nuestra pareja de partido y dándonos cuenta que no enchufamos ni un puñetero putt, que si no... jajaja! Grande Manolo, muy grande.

Presi Juan Carlos, Berni y Raquel con su niña.

A partir de ahí, y ya en la terraza con el personal subiendo del campo y el solete y la cervecita dando vueltas, un placer estar toda la gente del golf riojano, el presi fotolito Juan Carlos, Berni Bernedo, Javi Romero, Miguelón, Don Luis Salas, David Bedia, Santi Aparicio... y tantos y tantos otros como el Doctor, el Cuñao, el entrañable calvo Faugeras, Ernesto Titán, Don Jesús Del Pozo, Tomate López,.. con los que luego compartí cena. También fue un placer saludar a las visita de Nacho Guerras de la Madrileña y el clan del Guri de Castilla y León, que también fueron, por aquello de la representación institucional.

Trofeos para todos.

A mi la gente de la riojana me cae bien porque son lo que son y no pretenden esconderse tras otras apariencias. Es una federación chiquita, llevada de la mano, con gente apasionada y transparente, porque son los que son, como son, se conocen y así lo saben. Y entonces, con la perspectiva de que siempre todo es mejorable, para que andarse con leches y medias tintas si lo que hay es lo que hay y se puede hacer lo que se puede hacer? Pues eso es lo que se hace. Pero se hace. Y se cuida. Y se funciona. Sin mayores aspavientos. Y ya está.

Los más regulares, premiados.

Y así fue también en la cena de entrega de trofeo de campeones, una cena bien tirada como no puede ser de otra manera por estas tierras, en un acto sencillo y familiar como para que todo el mundo disfrutase, hubiese buen ambiente y se diese por cerrada una temporada de la que ya nos harán balance. El sábado el único baremo que había que manejar y balance que hacer era el del aplauso a los ganadores por el esfuerzo de todo el año, el del crecimiento de Miguelón como speaker y el del sitio que se le podía dejar en el estómago a tanta delicia que degustamos en las Bodegas Campo Viejo.

Nos pusimos jartos.

Por último, me hizo especial ilusión conocer a Raquel, que es como Yolanda en la FNG pero en la FRG, y que son de esas personas, encantadoras y eficientes con las que hablas mil veces, hasta que la puedes conocer en persona como me pasó el sábado. Un placer Raquel y muchas gracias a toda la FRG por el fantástico día.

Os dejo un mini albúm en el Face y que paséis buena semana gentes del golf.

jueves, 22 de octubre de 2015

De guapetón, con Inesis y Decathlon

'Hay que titular cuando acabas el post', me hubiese dicho cualquiera de los profes o jefes que he tenido... paso, que éste me ha quedado como un pareado y, además, da el hilo argumental para empezar a escribir que, cuando lo haces así, en plan mangarrán, prosaico y pensando en el papel couché más que en los informativos, no te hacen falta demasiados manuales de estilo para darle calor a la tecla.



Así que este titular me viene que ni al pelo para contaros lo que la semana pasada viví y experimenté en primera persona con la gente de Decathlon Golf. La marca francesa, que ya sabéis que en golf es Inesis, echó el resto y un poquito más en el Centro Nacional para enseñarnos a un grupo de periodistas y blogueros todas las novedades de material y filosofía Inesis en este 2015 . Fantástico. Fue rápido, limpio y eficiente, en una quedada de formato ligero y ameno de Demo + 9 hoyitos + cerve, charleta y fotos en una espléndida mañana de otoño en Madrid.


Foto de familia del evento.
Para mi fue, y es, una alegría ver a una marca como Decathlon, que cada año apuesta más fuerte por el golf, hace las cosas como mandan los cánones del marketing, relaciones públicas y entornos de comunicación corporativa normales y no con la formato casposillo tan habitual en el mundo del golf de hoy por aquí. Eventitos como el #dehoyoenhoyo debería haber uno por semana de cualquiera de las marcas, servicios, empresas, productos y flautas del golf que hay en este país.

El textil, siempre un fuerte de Inesis.

Ver, además, como Decathlon desplazaba a todo su staff de golf desde Lille para conocerlos y compartir experiencias, también moló y mucho, no sólo por conocer, poner cara y tener a mano ya de por vida a Sthepan, Maxime y toda la tropa (desde el product manager hasta el CM), si no porque también así su gente aquí (Ángel Blázquez, Natalia Pla, Mariana, Álvaro,...) pudo hacer el despliegue de marca que ellos, nosotros y el golf español merecen.

Son todos majísimos, y tal y como les dije y yo veo, especialmente al comunity manager ese que sólo platica en inglés y francés, que se prepare para hacerlo ya también en castellano, que si la PGA se ha ido a Latinoamerica... no lo vais a hacer vosotros, Decathlon, con el progress y apuesta por el golf que lleváis? Al tiempo.

Stephan, Ángel, un placer.

Lo que en el Centro Nacional hicimos está muy bien condensado en los vídeos que nos grabaron, las imágenes y tuits que hemos ido subiendo estos días junto al hastag #dehoyoenhoyo, además de todos la info que Decathlon tiene en sus propios canales para el golf.

El corte que han escogido en el vídeo ilustra bien el sentido que yo siempre le he visto a esta marca en el mundo del golf, algo muy cercano al handicap alto y no por ello menos exigente con ciertas cuestiones que... o son de golf, o acaban siendo una cruz. Y creo que con Inesis no sólo han entendido eso hace tiempo, sino que están consiguiendo mantenerlo mientras, a la par, se acercan cada vez más y más a las marcas más 'guays' y de high standing en el golf.

En uno de los vídeos, el making off del selfie.
Las Inesis 900, los palos esos como cuchillas que juega Álvaro Beamonte o el nuevo textil (yo ya estoy flipando con el cortavientos que nos regalaron) no hacen más que reafirmarme en este pensamiento. Y, como golfista amateur, raso y más bien tirando a malo y pobre, siempre me he sentido lo primero golfista. Y esta gente, y sus productos, siempre me han 'hablado' como tal. 

Así que yo estoy encantado con estos chicos de Inesis y no puedo más que agradecer que se acuerden de mi si organizan otro sarao así. Cuando te invitan a los sitios, por simple educación y cortesía, yo entiendo que hay que procurar ir y, además, intentar ser majo y agradecido. Si es, además, una buena oportunidad para ver a muchos amigos golfers y plumillas, que te mimen un poco y sentirte cerca de la golf industry... como para quejarse.

Todos pendientes de las explicaciones.

Esa es la razón por la que me entristeció esta semana el post que le leí al amigo MyGolfTweet respecto a esta quedada, en lo que a mi modo de ver es un claro error de tiro, my friend.

Primero, por lo obvio, que es hablar, y además en tono agrío, de lo que no has visto, ni dónde has estado y, probablemente, ni siquiera te han contado. Y, segundo, y de manera más hiriente si cabe, de esa negatividad, enfoque rancio, anti comercialismo y un 'venderse' mal entendido, nula visión de las relaciones públicas y un rollo oscuro que me recuerda más al de un francotirador encerrado en su palomera que de alguien que tenga algo que aportar. Todavía no doy crédito. Eso es algo que no puedo creer en MyGolfTweet, con el level golfístico que te gastas y como lo demuestras a diario en tu blog y en el tiempo que llevas en esto. Esta vez no estoy de acuerdo, y lo digo claramente, sorry.

Cosicas que tiene Madrid.

Me vas, vais, a permitir cerrar con el post con una anécdota del pasado jueves, aunque que hubo muchas y buenas: para alguien como yo que lleva unos años dejándose la poca pasta que tiene, tiempo y esfuerzo por hacerle la ola a un montón de mamelucos con pedigree en el mundo del golf, de aquí para allá, siempre con promesas, ninguna realidad y si un montón de tontería e ingratitudes, pues chico... no voy a ser yo quién ponga a parir a una marca que hace lo que, ya fuera del golf incluso a estas alturas, se está empezando a dejar de hacer! jajaj! Bloguers e influencers, ohhhhh! qué narices nos pensamos que somos, que vienen, venimos, de Marte, o qué? Blogs, redes sociales, golf y pasión... pues eso, lo que llevamos haciendo un tiempo y seguiremos haciendo.


Tendríais que haber visto la cara de algún ejecutivo de los que viajaban conmigo en el Alvia a Madrid, mientras esperaban en fila a los taxis en Atocha, el careto que puso al verme subir ligero (sin palos, vamos, que, los ponían Decathlon, por fin, viajar sin ellos!!) en el BMW negro con cristales tintados que habían puesto para que la Belinda llegase a toda la leche al Centro Nacional, que iba tarde para hacerse unos selfies, a jugar en mangas de camisa larga, a sacarse los zapatos de golf junto al portátil de la mochila en el tee del 1 y a dar el mejor careto en el vídeo, diciendo verdades, por supuesto... eh! y para hacerle 5 pares a los 9 primeros hoyos de ese golf course que tan pachuchico vi. Yo, que los he jugado helados, aunque no estén en su mejor momento de cuidados, en una mañana así, y con los 7.0 que me dejaron, que parecían unos Homma al lado de la roña con la que juego habitualmente, estuve en la gloria, en el paraíso.

Con ese panorama, como era de esperar, Stephan, hombre de la marca en Lille, hcp 8, majo hasta hartar y compañero de partida, en un momento, después de un drive en el 7 que partió la calle, dijo aquello de que 'tú no eres un golfista malo...', lo que me dio pie a meterle una turra sobre el Belindo que, vamos... para rato tengo yo otra oportunidad así de hacer branding con el staff de una compañía como Decathlon. En fin, maravilloso.

Creo que hay unos cuantos, pero por izquierda, derecha, centro, arriba, abajo, delante y atrás, en este mundo del spanish golf, que cada día me cuesta más entender.

Tenéis un buen álbum de pics en el Face, espero que os gusten.

Buena semana gentes del golf.

NOTA. Este post se lo dedico al team de Aspace Press para que griten conmigo 'Qué viva Jesús Mariñas' y el reportaje social, jaja... dale calor a la tecla: sois los mejores! ;)