jueves, 26 de octubre de 2017

De rule por el Valderrama Masters

Hace tiempo que mi relación con el golf es más pasional que nunca... llevo un tiempo lejos de él y cada vez que viene a mi mente, y eso es todos los santos días del año. primero, me como los huevos y me cago en mis muertos. Luego, ya más tranquilo, comienzo a disfrutar de 'lo nuestro', por las redes, chutándome información a diestra y siniestra y dándole on line, porque un campo hace mucho que no lo juego, desde verano en Huelva... y hasta este pasado finde, ni lo pisaba tampoco. ¡Pero mira, tú! ¡Estuve en Valderrama, en el Masters! Y eso, además de permitirte estar un mes tranquilo, sin ansiedades y caminando entre la muchedumbre por Pamplona con la indiferencia del que ha estado con Sergio García no hace ni cuatro días y todo lo que le rodea se la trae al pairo, pues, además, también, bien merece un post.

Torneazo!

Cada día tengo más claro que el golf es veneno, algo así como los glóbulos blancos y rojos de la sangre, que los tienes ahí, unas veces más blancos y otras veces menos rojos, pero hagas lo que hagas, ahí están, viven en ti, en tu sangre, sin ellos no sería sangre... horchata, zumo o vinacho, a lo sumo, pero sangre, no. El golf es igual. Sin golf no hay vida, por eso nunca lo dejamos, nos moriríamos como sin glóbulos.

Y antes del relato en si mismo, una segunda reflexión: en mi faceta de #dircom me encuentro en un serio impass en esto de escribir entradas y tener un blog. Si, ya se que ahora está de moda, encima, pero con unas redes sociales que cada vez funcionan más a golpe de impacto, tuit, retransmisión en directo y de moments de instagram, lo de darle a la tecla se hace un poco parco. Aunque cierto es que lo literario, bien tirado, es gozoso.

Bueno, vamos a centrar el tema.

El resumen del viaje relámpago y casi suicida a Valderrama (lo de hacerse 1.100 kms de ida y otros tantos de vuelta para estar dos días por allí... digamos que no es lo normal) viene determinado por tres razones fundamentales y que tiran más que sus respectivas carretas: la personal, la profesional y la aspiracional.

Me explico y en ese orden.

En lo personal, coincidía el Máster con que mi papi andaba estos días por aquí y era una oportunidad única para compartir un evento de esta magnitud juntos y que, de paso, viese como disfruta la Belinda en esos mundos de los golf. Mucho feeling, muchos abrazos, saludos y recuerdos, también muchas presentaciones y, como siempre, poco tiempo para hacer y llegar a todo lo que quieres llegar. También hubo algún 'pero' que otro, pero no es cuestión de entrar en detalles. Fiestón del spanish golf y todo centrado en la figura de Sergio, como bien merecía y consiguió por méritos propios el patroncito.

In the press room.
En lo profesional, siempre es un gusto ver a los compis del gremio del #dircom dándolo todo, como te ha tocado hacerlo a ti en otras ocasiones. Desde Maria Acacia, my hero y sheriff del lugar, hasta Óscar Díaz, Miguel Ángel Caderot, Fernando Molina, y uno, y otro... ahí va! y los papis de los Saimon! mira! cuánto tiempo, Fátima! dale duro, Bellón! y así hasta perder las cuenta. Podéis verlo en el álbum del FB, echo en falta las salas de prensa de los torneos, joder.

Y, por último, en lo aspiracional, que no es más ni menos que eso que todos anhelamos, que en golf es hacer pocas y, en la vida, ser feliz, pues llevábamos, así bajo el brazo como si fuera pan, pero en forma de dossier muy bien paginado, mi papito y yo, la presentación, puesta en escena o llámalo como quieras, de ese proyecto que alguna vez me habéis oído comentar como es la Vuelta al Mundo en 80 campos de golf, y que el señor López, en su faceta de buen padre y como conocedor por experiencia propia de grandes proyectos y experiencias around the world, se ha empeñado en sacar adelante. Que si, que soy un desastre, papi. y que Dios te bendiga por estar ahí para recordármelo, pero hazme un poco más de caso, por favor, que esto, como hicieron Fogg y Paspartou, lo vamos a sacar adelante juntos ;)

La Belinda, Sergio y el López.

Así pues, a lo largo de este tedioso verano, le hemos dado un empujón importante al asunto este de dar la Vuelta al Mundo siguiendo la estela del señor Fogg a través de 80 campos y una mirada golfística, en modo contest, reto o desafío, por aquello de hacer amigos y darle emoción, y haciendo del golf, una vez más, elemento . Estamos, el López y la Belinda, convencidos de ello. Igual es porque no hemos sabido hacer nunca cosa 'normales' en esta vida, pero... en fin, qué más da a estas alturas.



Podéis ver un dossier y presentación completa en este enlace y... qué quieres que te diga? todo al que le comentas el proyecto le mola. Vamos a ir viéndolo. Me gustaría tener vuestro feedback.

Buena semana gentes del golf.

miércoles, 21 de junio de 2017

Un Andalucia Verano vivido intensamente

Escribo esta entrada todavía con las emociones a flor de piel. Y, ¿por qué, te preguntarás? Sencillo. Tres intensos días en Huelva conociendo lo mejor del golf y turisteo de la Costa de la Luz para jugar el V Torneo Andalucia Verano en Islantilla Golf Resort tienen la culpa.

La belinda vuelve a casa emocionada con aquello y también con unos cuantos kilos de menos después de haber sudado hasta la gota que no tenía cruzándome esta Hot Spain de Norte a Sur en un plis-plas de ni tres días. Qué calor, qué maravilla... cómo no vamos a vivir con el hastag #intensamente!

Amaneceres en Islantilla.

El Torneo Andalucia Verano es un clásico que organiza Andalucia Turismo, de la mano de su brazo golfístico, Golf in Andalucia, para promocionar entre los profesionales del sector sus campos como destino turísitico y, de paso, hacer un super-networking entre los 'local players' (campos de golf, operadores turísticos, instituciones,...) y los allí convocados de la spanish golf industry.


Míticas torititas de camarón.

El evento merece la pena, creo, para unos y para otros. Es una buena acción de marketing, con un retorno para todos más que demostrado y en la línea de cómo se promociona a día de hoy la gente por el mundo, especialmente, en el turismo a gran escala.


Señalización en El Rompido.

Este año la 'china' le tocó a Huelva, y a mi, por supuesto, ya que me invitaron a jugar y a conocer de primera mano todo aquello, la Antilla y las marismas del sudoeste andaluz, una zona que desconocía. Y me ha parecido todo bueno. La gamba, el atún, el jamón, el fino y unos parajes increíbles (el paseo en barco por el Río Piedra así nos lo demostró), unas gentes sin igual y un potencial golfísitico-turístico no al alcance de muchos destinos. Huelva y la Costa de la luz están en el buena camino, sin duda.


El capitán Miguel, un auténtico etnólogo local.

Y en el plano más puramente golfístico, hemos conocido tres campos 'muy recomendables' (como diría mi amigo El Sardi en Wallapop) si estás por la zona (y que es ni a una hora de Sevilla): Islantilla Golf (27 holes), El Rompido (36 holes) y Golf Portil (18 holes) son tres courses distintos pero complementarios y que coinciden en lo bien que te lo pasas, lo majos que son y lo bien que te atienden. Casi ná. Y como no decir que a mi me gustaron los tres... bueno, miento: me han enamorado.


calles anchas en El Rompido.

En El Rompido tuve la suerte de jugar con dos encantos y muy belindos, Guillermo y Vesna, con el fresquito de la primera hora y el margen y amplitud de golpes que dan sus magníficas calles y cuidado entorno. 36 hoyazos, ahí es nada, entre pinos y todo tipo de vegetaciones. Hicimos sólo 9,pero todo impecable para un juego cómodo y relajado. Gloria.


Gastronomía de primera calidad.

En Golf Portil ya hay que ser un poco más golfista si no quieres tocar el tamboril entre pinos de calles ratoneras y exigencias de handicap bajo. Hay que ser golfista para disfrutar en ese recorrido, pero cuando acabas tienes la recompensa de una casa club y hotel con fantástico ambiente y rollo golfístico, como nos demostró Juan Carlos, el sheriff del lugar, otro encanto.


Estrecheces desde los tees de Golf Portil.

La historia con Islantilla Golf Resort ha sido quizá la más intensa. Nos hemos alojado allí, en el increíble Resort, hemos disfrutado de la comodidad de todos y cada uno de sus espacios y, finalmente, disputamos el Torneo propiamente dicho en 18 de sus variados 27 hoyos. Un deleite de contrapuntos y alternativas golfísiticas para cualquier tipo de jugador/a. Ahora, si quieres hacerle pocas, ya puedes apretar y estar concentrado en un course que tiene, y exige, de todo: anchuras, estrechuras y mucho mucho flow golfísitco.


Puesta en escena de 10 para el torneo en Islantilla.

Además, y después de un montón de años de conocernos y seguirnos virtualmente en la red, tuve el inmenso placer de abrazarme y conocer a Tino Cordero, Director del Golf, otro encanto y que se pegó una currada sin perder una sonrisa que nos ha dejado a todos y todas 'embobaos'. Eres un crack, amigo, gracias.


Un placer Tino! 

Personalmente, ha sido un placer volver a estar con grandes amigos como David Villar, Fernando Molina, Mariaca, Jordi, Juanje... y conocer a personas muy interesantes como Michaela, Guillermo, Vesna, Carlos, Suso, Dimas... profesionales de primer orden en el mundo de la organización de eventos empresariales, de touroperación o golfísticos, gracias a los cuales (y al 'billete' que se juegan con sus empresas, esfuerzo y actividad todos los días) el asunto del golf tourism funcione en este país.


Un placer, team de Andalucia Turismo.

En la parte institucional, a mi la gente de Andalucia Turismo me tiene embobado, tal y como os conté este pasado verano después del BlogTrip #AlmeriaLVT. Han entendido por dónde van los tiros y lo dan todo. Y eso se nota, porque tienes a gente como Macarena, Gorka, Manolo, Alicia, Elena,.. que te lo demuestran con su excelso trabajo 'in the place', en plaza, vamos. Millón de gracias por cómo nos habéis tratado estos días. Hago mío el #PrayforGorka ;))

Y antes de dejaros un copioso álbum de fotos en mi face para que comprobéis, in situ, aquello de que una imagen vale más que mi palabras (bueno, hay unas cuantas imágenes más, jajaj), os invito a que vayáis para allí algún día. La experiencia merece la pena.

Buena semana gentes del golf.

lunes, 24 de abril de 2017

Bien por Unigolf

Hoy tenía pensado publicar un post muy especial... pero voy a tener que esperar.

Así que me haré eco de manera breve y con el principal objetivo de felicitar al team de Rocio Aguirre, directora y 'sufridora' number one a la hora de recibir críticas, de lo que ha sucedido este pasado finde en Madrid en la Fería del Golf en este país, UNIGOLF.

Vista del pabellón de IFEMA de Unigolf.

Por lo que he podido ver a lo largo del recorrido de hastags, fotos, tuits y publicaciones varias que he recorrido, llegó a una única conclusión: este año los organizadores lo han contado mejor que nunca y eso, especialmente para los que solemos ir y este año no hemos podido acudir a IFEMA, pues ya es una buena noticia.

Con los tiempos que corren es el usuario en buena medida la fuente de información, pero este año hay que reconcerle a la gente de comunicación de Unigolf que, al menos, han hecho un esfuerzo (o no han sido rácanos, que ya es mucho) a la hora de publicar las distintas actividades de expositores y personal que andaba por allí, más allá de lo que cada marca, asociación, institución, empresa ha ido dando bola por las redes sociales.
En la FMG te hacías un selfie con el campo que quisieras.

El próximo reto es que no sea esto como el Guadiana y que la feria, por mucho que sea puntual, anual y física en su sitio, está perdiendo una gran oportunidad al no proyectar su existencia 365 días al año vía el mundo on line.

Paradójicamente, ha sido la prensa especializada la que, excepto el jueves ante la inauguración y el rule de profesionales, creo que se ha hecho menos eco que cualquier otro año del evento. Ayyyyyyyyyyyy, tanto mirar a la competición, a los circuitos y profesionales y nadie que atienda en condiciones al belindeo. En fin, lo de siempre.

Espero no perdérmela en 2018... espero.

Buena semana gentes del golf.

lunes, 10 de abril de 2017

El día en que volví a creer... thks Sergio

Gracias por hacerme ver que los sueños se cumplen, que el trabajo tiene y tendrá su justa recompensa si la sigues, y la persigues, que la vida es pelea y más pelea, en un golf course o en una oficinita más mundanal como las que pisamos los humanos, que no hace falta ser más, ni menos, que un buen xiquet de Borriol para auparse donde te de la gana, que esto esencialmente no va más que darle, darle y darle otra vez, tú a la bola, de manera magistral últimamente, sólido y sin concesiones ayer, en el atardecer de Georgia, había una chaqueta verde en juego, mira, a otros nos toca darle al lápiz y al golf para malos allá donde nos dejen, da igual, lo importante es seguir ahí, indestructible ante la crítica, feroz muchas veces, de los tuyos, de los propios, que es lo que más duele, pero ahí, seguir, pese a quien le pese, sea quien sea, estés donde estés, seguir,... a mi, me has vuelto a hacer creer, tío. Gracias.



Así es como me siento en este lunes después de uno de los Masters más acojonantes que recordaremos siempre, de aquí hasta que nos entierren. Tenía que dejarlo plasmado, y también con un #paintinbelindo, claro.

Mil gracias por hacerlo posible, Sergio.

Y buena semana santa, gentes del golf

lunes, 12 de diciembre de 2016

Carteles de torneos de golf

Llevo un tiempo en que me ronda la cabeza 'hacer algo' con el tema de los carteles de torneos de golf, por aquello de que 9 de cada 10 son un horror (bueno, digamos que francamente mejorables) desde el punto de vista del diseño, lo gráfico, la gracia y el atractivo que transmiten y yo, que soy un chico muy sensible a todas esas cosas visuales, gráficas y de la comunicación, más aún relacionadas con el golf, pues hay veces que sufro.

Si no he hecho nada hasta ahora es porque la indefinición es el estado natural de un proyecto antes de nacer, y como la gallina hasta que pone el huevo, estarás dando unas cuantas vueltas al asunto hasta que la criatura tenga su formita y pueda venir a este mundo. En esas estoy con el #cartelesgolf.

Carteles que no necesitarían ni diseño, pero... genial.
Respecto al cómo anunciar un tournament, tiene hasta cierta lógica que cada uno se las apañe como pueda para reflejar, plasmar y dar imagen a ese evento que, probablemente, ya esté volviendo loco al que lo organiza y que, además, no jodas, hay que hacer un cartel... Si. Que rollo, ¿verdad? Pero, si, malas noticias: es un tema igual o más importante que los demás relacionados con cualquier tipo de evento y la imagen que transmites es, en el fondo, lo que eres. Y del cómo lo comuniques dependerá, en buena medida, el éxito de todo ello. Es algo que, obviamente, no sólo afecta a un cartel, si no a toda la comunicación y los soportes que utilices para difundirla.

A mi también me ha tocado hacer alguno.


En líneas generales, las tendencias de los diseños de Torneos de Golf, al final, recurren a los mismo tópicos en muchas ocasiones. Es habitual que también se encarguen de ello diseñadores o agencias externas al #ilovegolf, y a veces eso se nota un poco. El exceso de información que se pretende meter en un cartel también es otro de los grandes clásicos a la hora de ver auténticos ladrillos por ahí. Al final, entre lo que hay que contar, los premios, patrocinadores y todo el monario... ¿quién diseña un buen cartel? Es obvio que el asunto no es fácil, aunque los haya buenos, muy buenos por ahí.

Cartel al uso.
Entiendo que la sensibilidades aquí no sean de todo el mundo las mismas, pero a mi desde luego, el tema me va. Me ha tocado diseñar unos cuantos en el pasado, espero hacerlo en el futuro. Se pueden hacer cosas preciosas.

Así que, en esas andaba yo, aguantándome las tripas más de un día y con esta indefinición a vueltas, viendo pasar a diario ante mi lo que comparte la gente del golf en mis redes sociales y pensando que si escribir un post, que si hacer un álbum en el FB, que si compartirlos en la fanpage de MB para que tenga un poco más de chicha, que si hacer un blog temático los carteles, que si llevarlos al Insta... cuando, de repente, el lunes pasado, hace justo una semana, se me parte el corazón.

Y se me partió el corazón, porque vi el cartel del torneo que Álvaro Bañares había hecho para homenajear a su difunta mami, allá en las Islas, en el club con más pedigree de Tenerife, el Peñón, junto con un buen número de amigos.

Cartel del Memorial.

Reconozco que me entró una envidia, creo que sana pero terrible, me emocioné mucho, por aquello de que considero una suerte poder celebrar un acto tan bonito y entrañable con el golf como vínculo familiar y, como no, me vine arriba e hice lo que les hubiera hecho a cualquiera de esos diseños no agraciados de los que os hablo, pero que mi gerente me dice que no replique o mejore a no ser que haya una prestación, que voy camino de acabar junto a Carpanta con los #paintibelindo for free.

Pues eso, así fue. Que de todo corazón y en un plis hice una réplica, un #paintibelindo rápido pero sentido (un cartel y un torneo es mucho más que eso), y que, viendo el agradecimiento y cómo lo compartió Álvaro en sus redes, ya tiene suficiente recompensa. Haber visto que el Torneo este pasado sábado, fue todo un éxito, también.

Mi pequeña aportación al Tournament.


Con todo, y principalmente con la indefinición, que a veces estrangula, a vueltas, sigo barruntando qué hacer con este asunto, sobretodo para que sea un tema con gracia, un punto de encuentro, con ánimo de mejora, crítica constructiva y, quién sabe si no una puerta abierta para encontrar más diseñadores-golfistas sensibilizados por este tema y que nos lleve a crecer y conectar por más sitios.

Dejaremos que pasen las Christmas, que acabe la temporada golfística de este muy mejorable 2016, para seguir dándole alguna vuelta durante estos días de trajín navideño, donde con el poco frío y buen otoño, merece más la pena estar en el campo jugando o con una copa de cava que delante de un ordenador viendo carteles.


Se aceptan todo tipo de ideas o sugerencias al respecto. Enlaces de referencia, también.

De lo que no hay duda es que este es el post que empieza a despejar indefiniciones y siembra el primer germen del #cartelesgolf.

Buena semana gentes del golf.

lunes, 17 de octubre de 2016

Pinta bien la Friends Cup

El finde golfísitco ha vuelto a dar una de si que no veas > Carlota consiguiendo su primera victoria en la LPGA en Corea, Chema Olazábal volviendo al #golf course, los infantiles de la FNG haciéndolo muy bien en el Interterritorial, la Belinda cobrándose la alfombra con #golf el domingo en Zuasti con el Velin a lo Bonnie and Clyde y la cuchipandi hacíéndose una Ryder Gorráiz-Zuasti pendiente desde hace tiempo. Y todo esto por contar algo, para que luego no digan que pasan cosas en 'lo nuestro'.

Muy grande Carlota!



Material divulgativo de la Friends Cup.

Por lo que leo en esas notas que tan bien redactan los chicos de la RFEG, este nuevo intento por introducir e iniciar gente en el golf va a más, y de una primera prueba piloto ya se ha pasado a montar un circuito de media docena de pruebas con un formato más que interesante para que cualquier colegui pise el golf course por vez primera y sin miedo.

Alarde de creatividad en el logo.
Seamos claros.

El objeto de esta entrada no es otro que hacer una llamada a los clubes para que se dejen de tanto torneo 'clásico y para buenos' y apuesten por llevar a sus campos también otro tipo de competiciones, como esta Friends Cup.

Por lo que parece, cada vez más clubes la están 'comprando', y eso es bien.

El otro llamamiento, y después de haberle pasado el algodón informativo-comunicativo a esta Friends Cup, es al principal patrocinador de la misma, Avis, al que habrá que darle las gracias por montarlo y esponsorizarlo, pero desde luego, no por contarlo.

Que todo el esfuerzo que se supone puede haber detrás de una iniciativa de esta índole se quede en una simple nota de prensa de un ente federativo, pues si, es un clásico... pero que un sponsor, un first player, no reserve al menos el 0,01% del presupuesto de esta fiesta para contarlo y darse valor, es algo que no entra en mi cabeza.

Social report e influenzers... algo de marcianos en el golf español.

Como les voy a enviar el post a los chicas de prensa de Avis, Paula y Ana, queridas, a ver si lo veis aprovecho estas últimas líneas para adjuntar un #visualbelindo de uno de los servicios que me parecen de más utilidad en el mundo del golf actual... correcto > el rollo va de contar las cosas y darse un poco de brillo, compañeras.

Y ya iremos viendo cómo se va desarrollando esta iniciativa de la Friends Cup, buena semana gentes del golf.

lunes, 10 de octubre de 2016

De oca a oca...

... y tiro porque me toca.

Es lo que dice el dicho y también como me siento después de haber jugado, nada más y nada menos, tal y como está el asunto Maripili, dos torneitos la pasada semana aquí por mi tierra: el Invitational de la RFEG en Ulzama y el XX Trofeo Cope en Zuasti.


Ulzama, espectacular.

Para lo que el golf me ha venido a ver últimamente, es como que he estado gozosamente estresado y, desde luego, también cansado, que eso de hacerse 18 hoyos en modo competi, con la bolsa al hombro y sin estar en forma, te deja tan crujido como contento.

Además de poder volver a disfrutar de rondas enteras y verdaderas en campos que conoces y que echabas mucho en falta (aunque, desde luego, ninguno más que Gorráiz... pero esa es otra historia), estos días en Ulzama y Zuasti he podido ver a un montón de gente del golf navarro con la que hacía tiempo no estaba y eso siempre es bien.

Invitational de la RFEG.

El jueves, en Ulzama, en el marco de la clásica pachanguita que supone el Torneo de Patrocinadores de la RFEG, pude estar con Joaquin, el presi, Manolo Urra, el otro presi, de Ulzama, y para comprobar que la cosa sigue más o menos igual por estas latitudes.

Entrega y sorteo.

La ausencia, más que notoria, fue de todo el staff federativo nacional. Dadas las fechas electorales en las que se encuentran, según dijeron, encontraron otras prioridades, porque no se vio a ninguno de los jerifaltes de la RFEG, a diferencia de cualquier otro año. O quién sabe si los tweets de @MyGolfTweet empiezan a surtir efecto ;)

Gran partida, chicos.

Cotilleos al margen, en el campo, todo fue gozar, en un día de sensaciones maravillosas, una tarjetita de 29 puntos, 6 pares en hoyos como el 3, el 4 o el 12 o el 13 que me hicieron sentirme golfista, otros tantos boquies, sólo unos pocos desfases y la excelente compañía de Eduardo (como el año anterior), Luis, Paco Irujo y el campo, con ese setup todavía veraniego y que exprimí y disfruté hasta decir basta... porque si hay un campo que agradece el buen golpe ese es Ulzama. Cuando ves salir la bola por el sitio desde el tee del 13, por ejemplo, lo primero que haces es dar gracias al Señor y a todos los Apóstoles por ver el vuelo de tu bola hasta el medio de la calle.

Por supuesto, y aunque un buen sorteo (drives, bolas, gorras y una mochilitas Titleist que sueño con ellas, la RFEG no tiene malos sponsors),  y mejor lunch, me volví de Ulzama sin comerme un colín.

Alegría verte, Fer.

Y así que el sábado, sin quererlo ni beberlo, me encontraron un hueco en otro de los torneos clásicos del golf navarro, el Cope (20 años con el golf, congrats), que se celebraba en Zuasti y que, simplemente, por ir y saludar a Maese Fernando Núñez el asunto ya merecía la pena.

Desde luego que fue un momento mágico, como siempre (aunque los tiempos y la internés nos estén cambiando, maese Núñez, sigues siendo el mejor), pero la verdadera magia, la golfística, vendría al rato, con el partido y espectáculo que nos dio a Lucia, Adriana y a mi, Asier Aguirre, el pequeño de los brothers Aguirre, su -2.2 de hándicap y un 66 que se hizo sin rechistar ni fallar un golpe.

Un drive eléctrico, Asier.


A buen seguro que mantendré durante mucho tiempo en mi memoria golfística esa vuelta, amigo. He visto vueltas más espectaculares, más vistosas, pero nunca a un martillo pilón como tú el otro día. Gracias.

Que pocas bolas les gané!

Asier es una de las mayores promesas de la FNG y el golf navarro, aunque con sus trazas, estatura, humildad y ese pasar desapercibido que tiene por le campo (hasta que entrega la tarjeta y se ve el Gremlin que lleva dentro, claro), no lo parezca. Gano por 80 metros el drive más largo, la dejó a un metro en la bola más cercana y siguió, seguimos, que yo le marcaba, un plan en cada hoyo que no perdonó, cumpliendo a rajatabla.

Eso es un tarjeta!

Si alguien cumple sus planes en un campo, en un hoyo, en un golf... que me lo diga. Asier lo hizo, En todos los golpes. En todos los hoyos. En todo el recorrido, No falló ni uno e hizo los eagles, birdies y pares que nos marcamos. 6 bajo el par. Escalofriante, mientras tú andas dando rabazos, mandando out las bolas y sacando el puño en los putt de par.

Unas fundas bien chulis.

Desde luego, Zuasti es un campo mucho más 'peleón' (y que lo de jugar bien dos días sólo pasa si estás fino, y aún así). y aunque hubo hoyos y golpes buenos, el desastre en la tarjeta llegó a ese punto en el que no sabes si lo que estás apuntando es tu nuevo número de móvil. Así es el golf: tensión y pelea para que el campo no te gane. Hasta el último putt. Claro que acabas de cansado. Al final, un hierro 4 bajo contra el viento que dejó la bola a un metro de bandera en el siempre complicado 17 me curo todas las penas.

Sorteo y sponsors.

Ver jugar a Asier y a las chicas de la FNG fue suficiente premio para un día de golf genial.

Quién me iba a decir a mi que el cachondeo en Zuasti me lo traería el sorteo... precisamente, el sorteo. Pero es que cuando te toca, después de haberse repartido mochilas, bolsas, palos, paraguas, maletas y relojes, una alfrombra (la última y no era la de Aladino) que aportó un patrocinador, si, la última, la más grande, la que más pesaba... pues esa, para el Belindo, ante el estupor propio y descojone ajeno.

La alfombra de Aladino.

Pero bueno, como suele decirse, aquí lo importante es participar, y eso es precisamente lo que me hace feliz y así os lo cuento: participar del golf, de los campos, de su gente, de los torneos, de unos cuantos buenos hoyos y otros tantos golpes. Y contarlo, claro. Lo echaba en falta, gracias a todos y todas que lo habéis hecho posible, sabéis quienes sois.

Y ya que para hacer todo este despliegue, después del impass veraniego que llevo en Málaga, tuve que poner en orden y al día mi hibernada licencia con la RFEG (gracias mil Jose!), pues a ver si seguimos en racha y no estamos tan lejos de 'lo nuestro' como últimamente. Sería feliz, aunque las circunstancias mandan.

Ahí va un little album en el Face con todo lo acontecido estos dos días.

Buena semana gentes del golf.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

El golf en el #AlmeriaLVT

Después de la chapa 'genérica' que os di el otro día sobre el #AlmeríaLVT, voy a hacer una entrada de lo más golfística sobre el blogtrip, que al fin y al cabo, es de lo que os gusta que se hable por aquí.

Valle del Este, desde my room.

Que el golf es una de las principales apuestas y target de Turismo de Andalucía es algo que no hay que explicárselo a nadie y, por eso, de la presencia de Rocio Pomares y la Belinda en el blogtrip. Había que jugar, o al menos, pisar, catar y conocer, los principales recursos golfísticos del Levante Almeriese, tal y como hicimos.

Atardeceres de ensueño.

De los diez campos de golf que tiene Almería, nosotros disfrutamos de tres de ellos, probablemente, los tres en el top 5 del ranking. Valle del Este Golf Resort, Desert Springs y Marina Golf. Tres campos absolutamente distintos, pero con un denominador común: merece la pena jugarlos. Vamos por partes.

Valle del Este Golf Resort

Llevarse mal recuerdo de Valle del Este Golf Resort es verdaderamente complicado, y más aún cuando además de su golf course, disfrutas de la estancia en su espectacular hotel. El campo lo estás viendo todo el día, aquello es una postal permanente.

Con Nacho, Rocio y Antonio.

Pero es que, además, Rocio y el menda tuvimos la grandísima suerte de compartir recorrido con una gran player y mejor persona, Antonio, su director, golfísta, majo y aplicado en el handicap, después de que su director de golf, Nacho, nos diera la bendición para salir equipados y niquelados al campo.


Espectacular recorrido el de Valle del Este.


Después de unos años convulsos en lo societario y con el propio Antonio como cabeza visible de los nuevos aires que corren por el complejo hotelero, ese campo, y esa propiedad, va a ir como un tiro. Están empezando a mimarlo, replantando muchas zonas y resaltando el aspecto coqueto que ya de por si tiene.

Rocío, disfrutando del putt.

Si algo tiene el recorrido de Valle de Este es que no te vas a aburrir nunca, usarás todos los palos de la bolsa, y si estás una semana jugándolo creo que repetirías pocos golpes y situaciones de juego. Es la versatilidad hecha golf course y os puedo asegurar que, con el descentre de juego que llevaba, especialmente desde el tee con el drive, conocí todas las esquinitas y lugares difíciles del recorrido. Fue un atardecer fantástico el que disfrutamos, pero muy belindo, también. Primer día, el viaje, la Pomares... y todas esas cosas ;)

Desert Springs

El viernes, en Desert Springs fue otro cantar. Watta golf course, man! Es, sin duda, un asunto de un nivel (o level, que diría su english property), porque el despliegue de campo 'desértico' que se ha hecho en medio de la nada poco tiene que envidiar a esos campos que siempre vemos en la tele en Arizona o Colorado Springs, también.

Campo como no había jugado nunca.
Te quedas sin habla mientras juegas entre más de 200 cactus plantados uno a uno y en una sucesión de colores en función de los hoyos, con todo hipermega en el sitio de cuidado y colocado, y con una sensación de decir: 'despertaría, comería y cenaría aquí forever'.


Cactus hasta para señalizar los tees.

Y si todo ese espectáculo lo disfrutas de la mano de un crack y worker del golf como Alfonso Castiñeira, en su día amigo de los circuitos y ahora director del campo, pues el asunto coge otra dimensión. Qué manera de volcarse con y por nuestro bienestar, además de dejarnos la mandíbula batiente de reír y contarnos historias de golf. Y de verle pegar a la bola con un híbrido recién estrenado que... vamos, como tú y yo, eh Rocio?

Con Alfonso, un crack.

Bueno, después de la caña mental que me dio nuestra psyco, y de mandar cuatro bolas a los cactus, uno se aplica hace las cosas bien y disfruta de un recorrido que sirve de trainning course para muchos equipos y pros nórdicos en estas fechas que nos viene, y así pudimos disfrutar de otro espectacular atardecer en el Levante Almeriense. La foto de Rocio es como para promocionar Andalucia Golf del tirón, obvio.

Fotón, y todo un resumen de esto, chicos.


Marina Golf

Pero quién nos iba a decir a la Pomares y a la Belinda que la partida más funny y a la altura de nuestras circunstancias golfísticas iba a ser el sábado a la mañana en Marina Golf, en Mojácar, último course a 'probar' y en compañía de Manolo Muñoz, sheriff de Andalucia Turismo, y todo un belindo, con su handicap 27, su sonrisa y su empeño en el campo. No pudimos conocer mejor ese campo que de su mano, aunque casi se llevase un capón de Rocío por levantar la cabeza en el tee ;)

Y a disfrutar de calles anchas.

Lo de divertido y más 'comercial y estándar' (si nos atenemos a lo que uno está acostumbrado a jugar) de Marina Golf es porque no se pierden tantas bolas, donde ancho es Mojácar y donde también te encuentras con dificultades, pero ya sabes, de otro pelaje, salvables. El cambio de paisaje y golpes que te permite su doble vertiente de monte es espectacular, pero no menos lo son para un belindo hoyos tan facilones como el 16, un par 5 donde me hice el birdie que llevaba buscando toda la mañana.

Parajes preciosos.


Porque como les dije, de chota y con cariño socarrón a mis compis de blogtrip en la espectacular cena y trato que nos dieron en Terraza Carmona el sábado, en el rush final del #AlmeriaLVT: el Director de Turismo Andaluz, es decir, nuestro amigo, Manolo, hándicap alto y amante del belindeo... ¿Monta en Harley? no. ¿Bucea? Tampoco. ¿Aventurea en un 4x4? Lo dudo. Lejos lo veo también del trekking. Y aunque coma y cene todos los días, lo que hace es... JUGAR A GOLF

Golpes espectaculares.

El golf, 'lo nuestro', es un denominador común mucho más grande de lo que todo el mundo imagina, es lo que quería significar con ello, que inventó el networking antes que el Face, Twitter y todos los frikis y gurús juntos, y que lo que más hace la gente, normal y campechana en sus ratos libres y de a diario, es jugar a golf, que no somos ni unos marcianos ni unos arrimaos, ni gente poco ética en busca de oscuras pretensiones cuando cogemos el palo y salimos al campo. ¡Que no! Que a los golfistas te los encuentras como las setas, por todas partes. Y que, en este caso, el golfista, belinda y feliz, era Manolo, más sencillo y majo que las pesetas. Muchas gracias por todo, tienes un gran equipo y buena visión en la casa.

Mil gracias por la mañana, Manolo.


Y de momento, eso es todo amiguitos y amiguitas del golf, que diría Lucas Calvo Con Barba (gran post el que ha escrito sobre #AlmeriaLVT). Os dejo una pila de pics en el Face y a ver si puedo volver a contar una experiencia, golfística y vital, de la magnitud de #AlmeriaLVT en breve.

Buena semana gentes del golf.