martes, 28 de abril de 2009

ESE MALDITO METRO...


100 centimetros o lo que es lo mismo 1000 milimetros, la altura de 2 bebes o de un pigmeo, tamaño de las jarras de kalimotxo que ponen en algún bar de lo viejo, distancia con la que si la dejas así en un par 3 te llevas el premio al mejor approach… Hay muchas formas de definir 1 metro, pero cuando se trata de que el mendas meta un putt desde esa distancia, la cosa cambia por; distancia insalvable, tensión, desconfianza, distancia típica de 2 putts (incluso en el hoyo 17 el domingo de 3 putts) y lo que es peor la sensación de que he metido un purazo de 5 metros cuando de vez en cuando las enchufo.

No sé si necesito un putt nuevo, practicar, cambiar la técnica, un psicólogo, una clase, todas estas cosas o ninguna… El caso es que el domingo pasado fallé sin exagerar para desesperación mía y del pobre Chente que me sufría como compañero unos 7 putts de un metro, y cuando digo 1 metro es 1 metro, no metro y medio. Y claro, es fallar los 2 primeros putts y tu cabeza que en esto del golf es tan importante como el swing le da por sacar ese lado oscuro de tu cerebro llamado desconfianza. No sé si alguno de vosotros ha tenido la sensación de ponerse ante la bola “sabiendo que la va a fallar” es como cuando tenemos la bola mal colocada con un árbol delante y la bandera a 155 metros y nos las queremos dar de Tiger… Desastre total.

Daba igual lo que intentará, se iban por la derecha, por la izquierda, luego otra vez por la derecha y porque no había más posibles sitios para tirarla que si no… siempre a cualquier sitio menos al hoyo. Vamos, que cualquier día de estos voy a apuntar a la derecha del hoyo y así a lo mejor meto el 50 % de putts de 1 metro :-)

La semana que viene tendré que meter horas tirando esos dichosos putts, no porque así vaya a mejorar mi técnica, sino porque si a fuerza de repeticiones las empiezo a colar confió en que algo en mi cerebro cambie de chip y me devuelva la confianza. Os mantendré al tanto, no vaya a ser que descubra un método infalible, escriba un libro y me haga millonario.

¡De ilusiones también se vive! Y lo digo por lo de meterla desde 1 metro, no por lo del libro y los millones, jejeje.

3 comentarios:

David dijo...

ánimo Charly, eso tiene toda la pinta de ser una crisis de putt en toda la regla !!! ya pasará (o volverá, jejeje).

De todas formas, creo que el putting green sigue siendo un gran desconocido para todos nosotros en las horas de entreno, ya no en la cancha ni con las bolas, si no con los mismos profesores. ¿De qué te sirve mandarla 160 metros con un hierro 7 -por decir algo- si luego vives un drama como el del domingo?

cuidarse !!

Swiss dijo...

Animo Hammer, eso nos ha pasado a todos, es como tú dices, una cuestión de confianza. Por muy mala que sea la técnica, es imposible fallar todos los putts de un metro y si no, coges a cualquiera de la calle y le pones 10 putts de metro; seguro que no falla todos.

Está todo en nuestra cabeza. Vete al putting green y enchufa unas cuantas seguidas, a ver si así recuperas la confianza. Ya contarás.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Preguntale a Lee "si pensar no meter, nunca meter". Así que a dormir y pensar en positivo.