lunes, 25 de octubre de 2010

Pon un caddie en tú golf…

… y verás que bien le sienta.

Esta es la irrefutable conclusión a la que llego después de jugar este pasado finde la Copa Gorráiz y ver cómo, el domingo, en la segunda y definitiva vuelta, los ‘servicios’ de Héctor @SwissHec hicieron ‘milagros’ acompañando a Hammer @clacunza durante el recorrido, para realizar unos fantásticos 80 golpes finales, y hacer un resultadón en el cómputo final de la prueba en nuestra categoría.


La sonrisa delata a éstos dos.
La cuestión es que éste caddie de lujo también pudo ser mío (si, cedí gentilmente sus servicios a mi ‘rival’) , y aunque mi compi de partido durante los dos días, Luis Sola, se mostrase algo escéptico al respecto (‘un caddie para nosotros’, ¿¿?? me preguntó incrédulo cuando los vio salir del tee del 1 en el partido anterior al nuestro), luego pudimos comprobar cómo el papel de Héctor fue fundamental, especialmente, en el green y sus alrededores: ‘aprocha corto, tira el birdie pero defensivo, esta caída es para aquí,…’ en un día en el que nunca se han visto tan rápidos y finos los greenes de Gorráiz (dicen, dicen,… que ‘a once’ de velocidad).

Peter, David y Luis, repasando tarjetas tras la primera vuelta.
Y luego, todo lo demás: llevarte el paraguas, darte charleta, advertirte cuándo se te está saliendo la cadena, o detectar todo tipo de circunstancias propias y ajenas que te pueden suceder durante cinco horas de juego, en un medal de dos días y de blancas.

Así que, en esta ‘batalla’ entre colegas, caí claramente derrotado, aunque la impresión con la que me quedo de la Copa Gorráiz es esa cuesta abajo y sin frenos que han pillado todas los ‘Majors’ o competis oficiales de clubes o federativos, y que caminan (tal y como denunciamos repetidamente en este blog) hacia una cada vez más escasa participación (especialmente, el segundo día), una pérdida de interés, y un progresivo ‘empochamiento’ de lo que debería ser una fiesta del golf.

Partido de 'jugones' durante el segundo día. 
Superando argumentos de toda naturaleza y muchos razonados y comprensibles (tiempo, familia, dificultad de la modalidad, otros torneos coincidentes – Zuasti, Adacen y Ulzama, Padres e Hijos, este finde- ), lo que también parece claro es que aquí lo único que se oye es la queja, y muy pocas alternativas, y aún menos algo de imaginación para romper una dinámica que es evidente.

No se trata de exagerar ni volverse loco (tal y como le hacía ver yo hace unos días a un ‘quejica’: sortea un coche y… verás cómo hasta ‘adulteras’ el número de divorcios en Navarra, jajaj :o), pero sí de cumplir una premisa esencial, no sólo en la empresa y el marketing, sino en la propia vida: HAZ ATRACTIVA TU OFERTA… pero eso, desgraciadamente, es algo que al golf navarro parece sonarle a chino.

De momento, hasta ahí vamos a leer ;o) buena semana a todos!

NOTA. El abrazo más fuerte del mundo a Marco @micaddie, que está pasando unos días malos, siente el aliento belindero ¡!

1 comentario:

Hammer dijo...

La verdad es que fue un placer, los consejos y la compañia... Eso de que te sostengan el paraguas todo el rato... (menos cuando ejecutaba los golpes) creo que me podría acostumbrar :-)
Veremos si en el próximo campeonato, solo ante el peligro, defiendo el pabellón :-)
Eso si, era un caddie un poco flojo, que los palos los lleve yo todo el rato!!! jajajaja
Claro que por otro lado, el 50 % de las ganacias que le prometí, o sea, 0, tampoco daban para que se esforzara más de lo necesario ;-)