lunes, 18 de abril de 2011

Jaizkibel y los Mayors


Hubo un tiempo en que las excursiones a los 'Mayors' de nuestro entorno fueron un hábito y tradición que hemos ido perdiendo, excepto la ya clásica visita Neguri de @SwissHec y cía para el Absoluto de Bizkaia
Caseta del starter, punto de partida de la vuelta.

Por aquello de pegarnos un homenaje, por no jugar (otra vez) el Parroquial de Gorráiz, por medirnos fuera de nuestro campo, y por disfrutar como enanos de un Jaizkibel magno... el pasado finde, el bueno de @JoseLuser y el Belindo, se fueron a disputar el Absoluto de Gipuzkoa, uno de esos medals a dos días de blancas que someten al mejor de los juicios el estado de tú golf.

Sonrisas antes de la forrada, jaja.
Para mi, el simple hecho de jugar, ya fue un regalo (entré el último en el corte por handicap), y como se podía preveer cuando llevas sin tocar los palos, ni la cancha, entre semana, y currando como una mula, salí el último el sábado, abrí el campo el domingo y me vacié para acabar entregando una tarjeta (97-93) que no me sirvió más que para superar a los 17 que se retiraron. Tampoco es que jugase mal, pero unos malos hoyos iniciales, ambos días, me penalizaron en exceso (tarari tarará, Belindo ;oP)
La salida del 16 de blancas, espectacular.
Las dificultades propias de un Jaizkibel de blancas larguísimo y con unas banderitas de no te meneés (especialmente, el segundo día), hizo que me conformase con estar ahí, disfrutar de un campazo, compartir y conocer a muchos y auténticos jugones de toda la zona norte, especialmente a Josean Latorre (Larrabea) y Xanpe Irastorza (Goiburu y Basozábal), con los que el sábado disfruté como un enano, pese a la #forrada que nos metimos.
Mi partido del sábado, tope animado al llegar.
Desconocía la existencia del tee de blancas de 2 (de hecho, los dos días fuí out con el drive), el del 3 ni se veía, como el del 13 o el 16 y 17, haciendo los hoyos largos, con una calles poco cortadas y, eso si, unos greenes tremendamente lentos para lo que todo el mundo ha conocido ese campo. Solazo, buena compañía y mucho golf,... aunque, el mío, escaso para las exigencias de semejante competición.
Josele, camino del tee de blancas del 17... al fondo.
Otra cosica bien distinta fue Josele. Bien se merecía el jugón de él un premio al doble esfuerzo de no forrarse el sábado (89) pero tener que estar conmigo el domingo a las 8:00 h en el tee del 1... y lo tuvo, con una fantástica jornada de golf el domingo (y de 'hacer pocas, que no tocar bien la bola', según dijo), con una tarjeta de 79 golpes que justifícó y gratificó las dos largas jornadas de batalla: puesto 29º y bajada a 7.7 de handicap, fuera de casa. Congrats @JoseLuser.
Javier Diaz Guardamino, de Neguri, jugó con Josele y... cómo la tocaba.
Y como esto de la temporada no ha hecho más que empezar, habrá que ver hacia dónde apuntan nuestras próximas cruzadas golfísticas... ésto huele a La Rioja ;o)
Buena semana y procesionad por los campos de golf todo lo que podáis.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

un campazo, y desde luego habeis tenido suerte de tener dos dias buenisimos! por que no han sido pocas las veces que he tenido que jugar esas salidas diluviando.

Gran post!

Anónimo dijo...

Ese campo esta sobrevalorado. Basozabal le da mil vueltas por diseño y longitud

David dijo...

Hola !! parece evidente que, entre ambos campos... para gustos, los colores. A mi me gustan, me encantan, los dos, y el fin de semana salió perfecto para jugar a golf.

Os dejo el comentario que vía mail me ha hecho llegar Xanpe, aclarando el lío que me hice en el post con su nombre y su clasificación... mil gracias José Antonio, y tranquilo, jajaja, iremos a Goiburu a jugar a golf y beber txakoli, no lo dudes ;o)

Gracias a todos por participar, un saludo!

David dijo...

uops!!! el mail de Xanpe, un auténtico crack, abrazos !!


Hola Señor David.Acabo de leer esta página y está bien.No te quejes de la forrada que yo me forré bastante más que tú y no entregué la tarjeta.El hecho es que en el momento de terminar me llamó un amigo diciendome que estaban en un bar de Zarautz bebiendo txakolí y salí pitando sin ducharme y sin entregar la tarjeta.Así es que me fuí con todo el tigre encima y sin despedirme de ti.Pido mil perdones y te debo una.Por cierto,mi nombre es Jose Antonio Eizagirre y mi apodo Xanpe.Cuando quieras llamame o ponte en contacto conmigo para jugar en Goiburu.Esto no es un cumplido,llamame y jugamos vale?

Anónimo dijo...

Jaizkibel,en invierno es un bebedero de patos y en verano un campo de cabras. Eso lo decian los "madrileños" que venian a veranear aqui hace 25 años y que razon tenian.