jueves, 23 de agosto de 2012

Insipiraciones para la #ryderbelindo

Mientras miro plataformas de Croud Founding-Sourcing-Mordoring (uffff... creo que las aportaciones acabarán en un simple PayPal y siendo bien transparentes ;o) y las cosas se van poniendo en su sitio después de esta intensa semana de lanzamiento de la #ryderbelindo, me parece oportuno desvelar las líneas maestras sobre el dónde y cómo se ha inspirado este proyecto. Desde luego, en ninguno de esos sitios que he visto.

Además, como de aquí en nada no vamos a hablar más que de golf, ryder, golf, y ryder de nuevo, quizá sea ahora buen momento para ello. Como proyecto abierto que es, las acciones irán cogiendo forma 'sobre la marcha' (y qué marcha! la 2.0 es rápida), pero realmente, no hay nada nuevo bajo el sol... y mira que el Belindo agradece todas y cada una de las fantásticas cosas que sobre él se han dicho estos dias. Pero no, que nadie se lleve a engaño, estariamos en un error. No hay más que HACER lo que otros ya hicieron en su día y, seguro, con mucho más mérito que el mío.

A uno de los grandes alentadores, y visionario de ésta y otras 'locuras' como es Rafa Aguilera (@rafa_aguilera), ya os lo referencié el otro día con su sugerente visión de Sinatra, Sid Vicious y el My Way. Pero conviene no olvidar (y él tampoco lo hace, claro ;o) a otros grandes personajes mucho más cercanos que ya nos dijeron cómo había que hacer las cosas... si, me estáis viendo venir: os hablo del Fary2.0, la figura de todo un emprendedor.


El Fary y su taxi.

Este país debería preguntarse, y más en los tiempos de necesidad que corren, cómo un tipo que era taxista, feo, canijo y sin mayores dotes musicales que su desparpajo, se convirtió en el cantante de España durante más de 30 años. Porque creo que sólo así, y no pidiendo dinero a los alemanes, ni rezando porque no suba más la prima de riesgo, tendremos algún viso de esperanza para salir de la que se nos viene encima (si, si, la que se nos viene, no la que ya tenemos).

En el 1.17 minutos que dura la introducción a este tema, La Mandanga, el Fary nos da muchas, casi todas, las pistas de cómo poner en marcha un proyecto (canción para él): ser sociable, compartir con los amigos, estar a gusto, charlando, jugando la partida, aplastándose, caminando, equivocándose, con arte, reaccionando rápido, haciendo de todo, cogiendo la nave, escuchando, sintendo, viviendo, apostando, marcando, liderando... y sobre todo, moviendo el culo, es decir, HACIENDO. Luego, ya viene la canción y la caspa propia de la época.


Os suenan de algo todos esos valores, pautas y comportamientos? Yo no oigo más repertírselas a los grandes gurús de todo (couching, marketing, gestión, dirección,...). Pero resulta obvio que el Fary no hubiese pasado una auditoria de Standart and Poors, ni que la EFQM lo hubiese homologado por ningún sitio. Ahora, si nos atenemos a los resultados sobre su actividad... en entredicho sólo quedan los unos, y no el otro.

En toda esta fiesta del 2.0, tener un contenido interesante importa, pero más aún saber moverlo adecuadamente. El Fary era un máquina, y además de vivir la vida como nos enseña ese maravilloso 1.17 de making off de La Mandanga, supo compartir su mejor contenido (que se había acostado con Ava Gadner) con todos aquellos a los que montaba en el taxi (y que le tenían que contratar) durante las noches de desaparrame en aquel Madrid que ni los más castas ya recuerdan.

La presentación que os enlazo es de hace casi dos años para un Iniciador Navarra y creo que da unas cuantas buenas referencias de todas estas pautas que he intentado resumiros brevemente para explicar cómo y de qué manera uede surgir una experiencia como la #ryderbelindo. Alguna de ellas, como la historia de Zach Johnson, enfocadas y aplicadas al mundo de golf, son un motivo extra para que cuando lo vea en Medinah, no sólo me firme la funda del putt SeeMore que compartimos, sencillamente, le muestre mi adoración y le bese los pies... que no sólo del Fary vive el hombre, y menos, si es golfista.
Así que después de toda esta 'chapa' que os he metido, sólo voy a dejaros un titular de última hora: la semana siguiente a la Ryder Cup en Medinah jugaré con Patricia Hannigan (@golfgirl) en este campo cerca de Nueva York... y creo que, entonces, ya me podré morir en paz. Eso si, antes os lo contaré, porque ella siempre ha sido nuestra inspiración!

Buen día gentes del golf ;o)

2 comentarios:

wantesgolf dijo...

Hola Mike
Por si te sirve hace un año jugué ese campo... http://wantesgolf.wordpress.com/tag/pound-ridge/

David dijo...

oh! muchas gracias... creo que la señorita Hannigan tiene alguna otra sorpresa para mi por allí, así que ya te iré consultando!

gracias!