jueves, 23 de mayo de 2013

Aquí, donde yo juego a golf

Aquí, en el reino de la Contra Reforma, dónde si somos dos campos perdidos en los confines del mundo, nos contraprogramaremos ofreciendo torneos, gambas y jabugo a la misma hora y el mismo día…

Aquí, dónde detrás de un gran porte y una buena sonrisa intentaré clavarte el puñal, o sacarle chispas a la Visa, aunque te des cuenta y protestes…

Aquí, dónde si no tienes paciencia y educación le sacudirías con el Drive a más de uno por sus modales y hospitalidad en campo propio o ajeno…

Aquí, donde el golf pinta tan poco que ni siquiera salen a la luz casos de corrupción flagrantes, que los habrá, como en todos los sitios, tal y como están las cosas...

Aquí, donde todo los que no tienen campo se quejan como loros enfurecidos pero luego no copan de inscripciones ‘su’ campeonato...

Aquí, donde si no ves el único canal de pago de golf, o lees los medios 'oficiales', parece que no sabes ni sientes el golf…

Aquí, donde si trabajas para una marca, no puedes hablar con el de la competencia aunque todos seamos majos majísimos de la muerte…

Aquí, donde da igual que juegues 4, 9, 18, 36 o 47 hoyos, que pagarás el mismo greenfee...

Aquí, donde los salones nobles de las altas instancias confunden el pedigree con comida para perros… 

Aquí, donde habría que regalar toneladas de H&S a los que gestionan la industria del golf y el ‘coté’ de este deporte para que se vaya la caspa que desprenden…

Aquí, donde si vas con unos palos de golf en el transporte público te miran como si fueras el primo de Bin Laden

Aquí, donde si eres Pro te crees más golfista, y con más derechos, que cualquier Amateur de medio pelo…

Aquí, donde a la gente nos gusta que nos paguen las fiestas, los gintonics y las risas pero no tanto arremangarnos la manos para hacer algo por el prójimo, aunque te interese...

Aquí, donde todavía hoy te envían carteles de torneos en PDF de 17,3MB por mail o se hacen revistas de fresca y rigurosa actualidad vía el mismo PDF, eso si, enriquecido...

Aquí, donde una marca líder en el mercado no tiene ni cien followers, y escupe un tuit rancio cada tres días...

Aquí, donde el business se entiende como un acto de piratería en el que el win to win es pura coincidencia...

Aquí, donde nos pensamos que somos más listos que los suecos y alemanes que vienen a dejarse la calderilla de su IPC en nuestros campos…

Aquí, donde seguimos confiando, y medrando, para que otro cuente, haga y financie, ‘lo mío’...

Aquí, donde los federados a ‘lo nuestro’ caen como palillos en un tirapichón

Aquí, donde los que organizan viajes, torneos y escapadas de golf son, o parecen, perfectos y súper originales en sus propuestas, que no sé cómo no se han jubilado ya todos...

Aquí, donde los que escribimos de golf, bien, mal o regular, hacemos de todo menos vivir de ello…

Aquí, donde si tienes melenas y no comulgas parece que no puedas jugar a golf, y menos, disfrutar haciéndolo, por ejemplo, con todo un señor picoleto…

Aquí, donde los patrocinadores son exprimidos hasta la extenuación con la queja y palmadita del ‘qué buenos somos’ como único retorno a su inversión y confianza…

Aquí, donde apalearemos hasta la saciedad a nuestros mejores embajadores y deportistas, aunque se equivoquen una y mil veces…

Aquí, donde seguimos estancados y haciendo siempre lo mismo, también quejarnos, con el peligro, además, de creer estar haciendo algo nuevo…

Aquí… (y paro, porque, a igual que tú, imagino, podría seguir un buen rato).

Pues eso, que aquí, in Spain (si, ésa que es Diferent) no sé si vamos a entender lo os quería contar hoy y que, sin estar ni mucho menos de mala leche, pues ha salido así, con esta encadenada de 'aquís' paridos al vuelo y sin mucho esfuerzo, y con los que seguro, y aquí… voy a hacer mogollón de amigos. Mejor así, no vayamos a pensar que la cosa va de ‘postureo’, ahora tan de moda, o, simplemente, de hacer el gamba todos los días por los campos de Dios... No, cielito santo... qué pensaría mi mami de todo esto y de la carrera que me pagó, eh?¿ ;o)

Buen rollito, por favor.

Al tema: me han enviado un paquete de Holanda con cosas de la última Feria del Golf de Amsterdam con una cosa muy concreta que pedí, además del consiguiente bote de Pindakaas y chorreces varias de folletos, gadgets y demás flautas que uno siempre recoge en estos saraos feriales. La verdad que todo, aunque en holandés, es un poco más de lo mismo de lo que se puede ver en una Feria en cualquier parte de Europa.

MijngolfPaspoort.nl
Lo que pedí fue algo muy concreto. Y más que nada, por verlo y tenerlo en mis manos. Se trata del Nationaal Golf Paspoort, una iniciativa que lleva hace un tiempo ya en marcha en Holanda, y de la que creo haber hecho mención anteriormente. Podéis ver toda la información en su web, y comprobar de qué va el asunto: un carnet mancomunado para iniciarse en el golf con toda una filosofía de facilidades detrás.

Básicamente, se trata de una licencia paralela para iniciarse en el golf, y hacer que nuestro deporte capte esa masa que algún día se acerca a este complicado deporte, pero no sigue por las mil y una razones tantas veces comentadas en los debates golfísticos.

La iniciación y formación, ese momento.

MijnGolfPaspoort es todo un despliegue de esfuerzo que lleva ya un tiempo en marcha y sobre la que gente como los daneses se han puesto rápidamente tras la idea. Podéis ver en este pdf de 20 páginas la explicación que hacen esos que acaban de ganar Eurovisión de la iniciativa de sus vecinos del sur, con una fantástica comparativa de datos de la evolución del golf en Holanda en la última década.

Ese documento es, sin duda, lo mejor de este post.

En la Wikipedia, alguien también se ha tomado el esfuerzo de explicar el origen de la iniciativa, y parece que, allá a principios de los 90, saltaron chispas cuando se empezó con este tema. Ellos ya veían venir el problema.

Lekker golfen.

Al margen de toda la filosofía que hay detrás de esta iniciativa (el lekker golfen, es decir, golf rico, rico, rico, para disfrutar) para mi lo destacable es que es un asunto NO OFICIAL, y que es un movimiento que han hecho la Asociación de Campos holandeses para, por un lado, intentar dinamizar a su target de jugadores e industria, y por el otro, saltarse a quién nada les aporta, es decir, la Federación y todos los estamentos estrictamente oficiales, sobre los que han pasado por encima cual bola golpeada por un 58º en pleno flop.

Es de lo más interesante que he visto últimamente para desatascar un problema que nos está matando: el tema no es que perdamos golfistas, aunque también… es que no los ganamos. Y ése es el camino del cementerio más directo, para todos, tarde o temprano, te llames como te llames, y vivas donde vivas.

Todo un concepto
Probablemente, nosotros (al golf español me refiero) estemos en estos momentos en plena consternación por la crisis, al igual que el resto del país, y con un atasco en la gestión, modelos de negocio, inversiones, pero, sobre todo, visión y actitud, y todo estas cosas las vemos complicadas de llevar a cabo. En líneas generales, ya tenemos todo suficiente como superar el día a día.

De hecho, que me perdonen lo que saben realmente de estos temas al hablar, quizá, con esta ligereza de ellos, que yo si que no tengo ni puñetera idea. Pero parece que donde no están tan mal las cosas, ‘la Propiedad’ tiene la necesidad de generar ingresos y que se mueva el cotarro de lo que ellos viven, toman las riendas del asunto, hacen algo con un mínimo de fundamento y que, visto el éxito de la iniciativa del NL Paspoort, funciona. Creo que estas cosas, al menos, dan pistas de por dónde se puede tirar en esto de la promoción y dinamización del golf.

Lo que nos gusta a todos, el golf.
Me gustaría saber qué piensa de todo esto el Presidente de la Federación Holandesa de Golf, que seguro es un tipo majetón y preocupado por sus ‘clientes’, los golfistas holandeses e, imagino, ya se habrá puesto manos a la obra (algo que se intuye si vas a su web y sus sitios de información). Supongo que también me diría que soy un exagerado, que en España el asunto del golf funciona mejor de lo que me parece, que hay grandes campañas de sensibilización, Golf en los Colegios, Bautismos y que algo se estará haciendo bien para que ellos encuentren los campos con solete, alformbra roja y a buenos precios cuando vienen para aquí.

Sin duda y... aúpa, que si no realmente si que no tendría sentido pagar nuestra licencia a la RFEG o FNG, en mi caso, ni hacerse más preguntas. Pero eso, si os parece, lo dejamos para una próxima entrega.

Buena semana gentes del golf.

NOTA. Quiénes hayan llegado hasta aquí, a quiénes les haya gustado lo escrito, a quién no... os merecéis todos un premio después de esta turra... os dejo este #paintbelindo, por aquello de los daños colaterales. Os lo imprimís y pensáis en mi... os espero allí.

Green en el 5º pino.

2 comentarios:

Pepe dijo...

Muy bueno David! Hay que darle la vuelta como a un calcetín a muchas cosas que ocurren con el golf por Aquí.

David dijo...

Pepe! disculpa no haber publicado el comentario hasta ahora, se me despistó el asunto en algún momento... gracias por comentarlo! y, vuelta al calcetín, la media y la gabardina! ;)