jueves, 13 de octubre de 2011

El Madrid Masters 2011, una flipada

El haber estado el pasado finde en el Madrid Masters Golf 2011 celebrado en El Encín (si, el campo al que nos llevó el último Twittour, con entrañables recuerdos ;o) no es que haya sido como llevar a un niño chico a Port Aventura. No. Eso es algo que parece obvio si se ven fotos, tuits y contenidos varios que durante esos intensos días se fueron publicando, y que los más conectados pudieron ir consumiendo sobre la marcha.
Despliegue para ver los partidos en El Encín.
Esta era mi primera presencia en un torneo profesional de pros, y para ser una prueba del European Tour, creo que he captado de primera mano lo que puede ser un torneo de la PGA o un Mayor: una verdadera locura para un golfista apasionado: no te da la vida para ver a todos los players que quieres ver, y casi tocar, para estar en la cancha al mismo tiempo que en el tee de 1, o estudiando hasta la última milésima los horarios de salida para ver por dónde pasan los mejores partidos.
Si, además, tienes conocidos y gente a la que quieras ver, para cuando te das cuenta, son las ocho de la tarde y... volverías a empezar, pero cansado y casi aturdido por el abrumador volumen de información y sensaciones, esperas para madrugrar y volver a tener una jornada de golf, más gratificante si cabe, al día siguiente. Pues eso, como en Port Aventura.

Al margen de todo tipo de golpes, circunstancias de juego, clases de jugadores y anécdotas mil que se pueden sacar de un torneo como el Madrid Masters, me quedo con haber visto cómo es un circuito profesional, y todo lo que mueve, lo dura y competitiva que es la vida de los pro's, y haber presenciado, también, como se acercaban bastantes aficionados al golf para ver de cerca a esas estrellas que, normalmente, contemplamos a través de las pantallas: los Luke Donald, Manasero, Molinari, Quirós, Ross Fisher, y tantos otros, a los que ves dar a la bola (y de qué maneras) a menos de un metro. Genial.

Con Eduardo de la Riva, uno auténtico crack y majísimo.
Creo que a todo el mundo le resultó agradable la victoria de alguien como Lee Slattery, (merece la pena leer el resumen de Óscar Díaz en Crónica Golf del Madrid Masters 2011). Personalmente, me alegré mucho por ver el buen papel que, como caddie, está haciendo Ion García Avis (esta vez con un motivadísimo Pedro Oriol) y que su 'currada' por el golf empieza a dar sus frutos. A futuro, nos va a dar mucho que hablar @Iony21.

Ion y Pedro, el domingo, acabaron fundidos del esfuerzo.

También me sorprendieron gratamente unas chicas a las que tenía muchas ganas de conocer hace un montón de tiempo, como Mariaca López Bachiller, Fátima, Bea y María, auténticas referentes, y trabajadoras a destajo, en el mundo del periodismo de golf, especialmente la primera, y que es, y son, encantadoras. Gracias señoritas, me trataron como un rey, junto a mi Marta Segura ;o)

The press girls, encantadoras.
Y como no puede ser de otra manera, el lunes cogí un palo para intentar llevar a mi golf todas esas buenas sensaciones del finde y... sencillamente, parecía que me había olvidado de jugar. Supongo que es lo que suele pasar, así que, ya con los pies en la tierra, a pensar otro torneo al que poder acercarme para volver a soñar un rato, que mola.
Buena semana gentes del golf.
NOTA. Tenéis un amplio reportaje fotográfico en mi perfil del FB, vídeo en YouTube y si queréis ir a la secuencia temporal del Twitter del finde, leeréis el 'alive' del asunto.

La gorra firmada, a buen recaudo.
NOTA 2. Iba a sortear la pinky gorra que me firmó Luke Donald, pero me vaís a disculpar... es un lío y, cómo sé que le emociona la idea, me dejáis que se la regale a una jugona santanderina como Patricia Hernández (@hernandeztejada) y que conocí en El Encín, y que es muy maja. Sólo le pediremos que nos mande una foto y tuit con ella puesta ;o)
NOTA 3. Ya están abiertas las inscripciones para el Twittour de Logroño el 21 y 22 de este mes en La Grajera, con un fenomenal programa de dos días de golf que prometen. Echa un vistazo, y anímate.

3 comentarios:

@hernandeztejada dijo...

El entusiasmo con que describes tu visita al Madrid Masters me ha hecho recordar lo bien que me lo pasaba con mis amigos cuando teníamos 15 años y no nos perdíamos ni uno, los Open de Madrid o los Open de España en el RACE, Club de Campo, La Moraleja... Como dices, no da la vida para ver a todos los players que quieres, a empaparte de todo, pero entonces casi casi lo conseguíamos. Les veíamos dar bolas en el campo de prácticas, puttear antes de salir, y hasta comerse un bocata debajo de un árbol al lado del caddie. Corríamos para hacernos fotos con ellos y para pedirles que nos firmaran donde fuera, gorra, camiseta o en un trozo de papel,...disfrutábamos como enanos. Era la época de Seve, Chema, @thesirnickFaldo, Langer,...Y no había discusión, no hacía falta ni decirlo, siempre queríamos seguir a Seve. Fuera bien o mal colocado en la tabla, llevaba siempre el partido abarrotado, pero nos colábamos entre el público como lagartijas, hasta la primera fila y nos dábamos nuestras buenas carreras para ver todos y cada uno de sus golpes. Pura magia. También nos encantaba ver a Chema, a Faldo, a Montgomery, pero el partido clave, el que nos organizaba el día era el de Seve. Y cuando terminaba la jornada del sábado, estábamos deseando que llegara el domingo para repetir. Como Portaventura! Me alegro de haberos conocido Belindo, Marta, Gerard, Jaime y resto de #jugones y espero que coincidamos en más de estas!
Y gracias again por tu detallazo de la pinky!

Anónimo dijo...

Acabas de describir lo mismo que sentí yo en Madrid ,pero justo el año anterior que me pude escapar un par de días para ver a Sergio,el Pisha,Martin Kaymer ,Luke Donald y Graeme Mac Dowell, y no sabía por dónde tirar.
Es realmente una pasada verlos de cerca.
Espero poder disfrutar el próximo,ya que este año con la crisis no ha podido ser, y si es con tu compañia ,mucho mejor.
Un saludo

Ernestiger

David dijo...

Muchas gracias por vuestros halágos, Patricia y Ernesto, nos vemos, y besitos ;o)