miércoles, 12 de diciembre de 2012

La Gala del Golf

Resulta curioso ver cómo cosas que un año son la monda lironda pasan prácticamente desapercibidas al año siguiente. Serán estos tiempos 2.0 que corren tanto, con ese frenesí de información, inmediatez y poca perdurabilidad de los eventos, de las mismas cosas en si mismas… todo pasa rápido y dura poco. Eso si, todo es muy intenso y muy bonito, y mira que la que está cayendo es gorda. Pero bueno, eso es harina de otro costal.

Después de ver la que se lió el año pasado con la Gala del Golf de la Federación Española de Golf en el Palace, pues parece que este año, el jueves 13 que es cuando se celebra, se repiten mucho patrones con respecto a la del 2011, menos el del ruido y, si… por qué, no? la diversión y entretenimiento que nos depararon aquellos días de debate y polémica en la red, fundamentalmente, por la elección de lugar para celebrarla, pero que, en el fondo, vino a generar un sano debate entre gente interesante en el mundo del golf español que, me da, este año no va a tener lugar.

Hotel Palace, en Madrid.

Antes de soltar la chapa, o de que alguno empiece a pensar mal, vaya por delante una cosa: a mi me parece bien que haya se celebre este acto y todo lo que ello representa, fundamentalmente para los premiados y agasajados que, por méritos propios, han tenido su año de gloria en el siempre complicado mundo del golf. Mi más enorme enhorabuena a todos ellos. Lo que entiendo es porque no se cuentan las cosas para que no haya malentendidos, lagunas informativas, malas suposiciones o enjuiciamientos en base a que, el protagonista y organizador del evento, no lo haga. Y creo que a estas alturas de la película ya no se puede decir que la cosa es de cuatro tuiteros malavenidos o aburridos.

Desde la RFEG se ha seguido haciendo la misma apuesta de austeridad y hasta cierta opacidad informativa con el tema. Apurándole al miércoles a la tarde noche, no hay ni una nota de prensa previa, una mínima información aséptica pero clara de la convocatoria del evento, sus razones y alcance, premiados y todas esas cosas que todo el mundo cuenta cuando organiza estos follones.

Cuenta de Twitter de la RFEG.

Un par de lángidos tuits soltados en la víspera son la unica referencia de lo que, se supone (condición en el que se escribe todo lo que viene a continuación ante la falta de información pública), es la mega fiesta del golf español para cerrar el año y dar su premios y galardones a sus personajes más reconocidos. Eso es fantástico. Lo que no entenderé nunca es que no se cuenten cosas que son de interés general y, menos, no darle el valor a asuntos que son noticiables, por únicos, supermeritorios y… de todos.

Las grandes polémicas que suscitadas el año pasado siguen ahí. Que se celebre en el Palace en estos tiempos que corren, y las razones de ello, lo que cueste (o nos cueste a los federados) el montaje, su presupuesto, su enfoque, quién va y quién no va o quién tiene derecho a ir, o quién no, y todos esos chismorreos (que es lo que se genera cuando no informas), estaría bien saberlos. Pero sería más bonito, sano y nutritivo para el golf, y para la propia federación, que la fuente, organizador y mandamás del asunto, informase, tomase la iniciativa y nos hiciese estar ahí a todos aquellos que no podemos estar por razones más que obvias.


Carlota será una de las merecidas protagonistas.
En los días posteriores seguro que salen todos muy guapos en las fotos, y las notas de prensa al uso empiezan a ir de un lado para otro, como el año pasado. Todo esto es fantástico y genial, pero la información a día de hoy también se consume de otra manera. Habrá muchos de los que allí estén que nos lo contarán, pero seguro que en la ‘planta noble’ se pasará de puntillas y… hasta el año que viene. Lo de no saber darse valor es una pena. Y lo de no saber conectar con la audiencia, también. No sé si es peor (bueno, para Jorge Villena, periodista de la RFEG, y que el año pasado tuvo la noche de su vida, si lo sé ;o) estar metido en un vendaval de opiniones, críticas y aportaciones, que en este silencio e indiferencia que, realmente, mata.

Puede que el Belindo, con eso de que es plumilla y ama la comunicación y lo que se relaciona con ella, sea un exagerado y un poco pejiguero con el tema. Pero, sinceramente, como federado y miembro de la familia del golf español, esto tal y como se hace, no me llega. Lo siento. Lo llegamos a comentar el año pasado: habrá un día en el que nos juntemos en el Paseo del Prado delante del Palace unos cuantos con el bocata de Choped con el mismo objetivo (y no contra) que los que estén dentro cenando: darlo todo y divulgar el golf… eso supongo y espero.

Buen día gentes del golf.

2 comentarios:

Beatriz Garcia dijo...

Muy buena reflexión David.
Beatriz García
www.golfymoda.com

David dijo...

muchas gracias for the coment, Bea!

mua!